Porlamar
17 de julio de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Jefe es jefe, manque tenga cochochos...
La recomendación hecha a sus ministros, unos recién llegados, otros ratificados o enroscados, que como tal se desprende del recordatorio en cuestión, podría fácilmente entenderse como clara orden.
Ángel Ciro Guerrero | angelcirog@hotmail.com

8 Ene, 2016 | Así lo certificó el presidente al anunciar su nuevo gabinete. Definición más que exacta y cierta de una realidad que en su caso resulta evidente.

Aseveración al mismo tiempo de una conducta, la suya, y fiel autorretrato.

Si bien de extraño nada tiene que el primer magistrado haya recordado tan famoso dicho, creyendo hacer con ello un chiste, la verdad es que le cuadró perfecto a su figura y a su modo de dirigir los destinos del Estado. Para el presidente cualquier aspirante a jefe, aunque tenga defectos, entre ellos el de no saber mandar ni menos organizar, formar equipo, coordinar, atender, escuchar y resolver, lo importante es que sea autoritario.

Además de altanero, confrontador, irrespetuoso, violador de derechos humanos, leyes, reglamentos, ordenanzas, acuerdos, tratados y adversario del diálogo tan necesario en estos tiempos de crisis.

La recomendación hecha a sus ministros, unos recién llegados, otros ratificados o enroscados, que como tal se desprende del recordatorio en cuestión, podría fácilmente entenderse como clara orden.

En lo adelante, entonces, esperemos una ardua competencia ministerial para demostrar quién será más jefe, tengan o no suficientes cochochos, y no por ser precisamente modelos de eficacia.

Esa clase de jefes es la que ha estado mandando durante los últimos diecisiete años a la república y fue a quienes el pueblo rechazó firme y contundente, porque sólo se dedicaron a "jefiar" y no a gobernar. Aparte de destruir y no a construir. A imponer y no a concertar.

Ahora, disminuidos sus curules en la Asamblea, harán oposición de doble cara. Una, blandir la espada en defensa del Reglamento Interno de debates, que ellos mismos violentaron tanto hasta aprobar el que mejor les conviniese para sus desafueros. Y, la otra, la de rasgarse las vestiduras para que se les crea demócratas, mientras dentro buscan desesperados provocar el enfrentamiento, para que afuera se incendie la pradera.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES