Porlamar
25 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Francia 38: Giuseppe Meazza, "Il Peppe"
Es uno de los mejores futbolistas italianos de la historia. Con la selección "azzurra" anotó 33 goles en 53 encuentros internacionales. Ganó los torneos orbitales de 1934 y 1938, tras disputar nueve compromisos. El estadio de San Siro de Milán lleva su nombre desde 1980. ¿Quién la alzará en Rusia 2018?
Jesús Enrique Leal | @JesusELealO

Foto: CORTESÍA FIFA

Meazza recibe la Copa del Mundo de manos del presidente francés Albert Lebrún. Al recibir el trofeo, hizo el saludo fascista. / Foto: CORTESÍA FIFA

7 Jun, 2018 | Nacido el 23 de agosto de 1910 en la ciudad de Milán, Giuseppe Meazza vivió solo con su madre, una vendedora de frutas, desde los siete años cuando perdió a su padre, víctima de la Primera Guerra Mundial.

A los 14 años de edad comenzó a jugar con el equipo primavera del Ambrosiana-Inter y a pulso se ganó el estadio que lleva hoy su nombre en la norteña ciudad italiana. Debutó en 1927 con apenas 17 años en el Inter, disputando el Torneo Volta di Como. Anotó dos goles y fue artífice de la conquista de ese campeonato; aunque no es hasta 1929 cuando debuta en Serie A con la oncena nerazzurra.

Esa temporada 1929-1930 tuvo un campeonato para el recuerdo, con su primer Scudetto y su primer capo cannonieri (líder goleador) con 31 perforaciones a la red, ausentándose en solo uno de los 34 juegos de la disciplina interista. Se iniciaba una carrera en la que convertiría 267 goles y ganaría de nuevo la Serie A en 1938 y 1940. También jugó en AC Milan, Juventus y Atalanta.

Con la azzurra anotó 33 goles en 53 juegos internacionales, estrenando las redes rivales en 1930 cuando marcó dos veces ante Suiza en triunfo italiano 4-2. Se convirtió en el centro de las miradas por Europa cuando en Budapest le hizo tres dianas a la poderosa Hungría en victoria 5-0.

"Il Peppe" se perdió la Copa del Mundo Uruguay 30 por la decisión de su federación de no viajar a tierras marplatenses al considerarlo un viaje muy largo.

Así esperó hasta la Copa de 1934 en casa cuando llegaron a la Final. Meazza fue artífice de esa gesta, anotando el gol del triunfo en el juego de desempate de Cuartos de Final ante España. Luego vencieron a Austria en Semifinales y remontaron un 0-1 parcial contra Checoslovaquia para ganar el título ante la expectante città di Roma por 2-1 sin Meazza, quien abandonó la cancha lesionado antes del fin del juego.

Para Francia 38 le asignaron la responsabilidad de capitanear a su squadra y de nuevo tuvieron destino de final con triunfo ante los húngaros 4-2. La mayoría de los 45.000 espectadores en el estadio Olímpico de Colombes, cerca de París, se inclinaron a favor de los húngaros al estar en contra del dictador italiano Benito Mussolini.

Tal fue la influencia de Mussolini, que en Semifinales ante Francia por la coincidencia de uniformes (camisa azul en ambos casos) los italianos debían cambiarse y jugaron de negro (color del partido fascista) por pedido expreso del dictador.

Antes del enfrentamiento contra los magiares, el dictador les envió una misiva amenazante a "su selección" que rezaba "vencer o morir". Es célebre también el saludo fascista ejecutado por el propio Meazza al recibir la Copa de manos del presidente francés Albert Lebrún.

Poco después de su retiro, en 1947, fungió como periodista y entrenador del Inter, Propatria y el equipo primavera de su neroazzurro adorado, donde firmó a un joven huérfano llamado Sandro Mazzola, a quien trató como un hijo y que terminaría convirtiéndose en otra estrella del calcio italiano. Murió el 27 de octubre de 1979 en la ciudad de Rapallo y en su honor se cambió la denominación del estadio San Siro de Milán por Giuseppe Meazza.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES