Porlamar
2 de abril de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Billie Eilish: una estrella pop muy singular
Su primer disco lo grabó en su casa porque alquilar un estudio era "demasiado caro" y "faltaba luz natural", pero resultó la antesala para el camino del éxito que estaba muy cerca. Se viste con ropa muy ancha para evitar que opinen sobre su cuerpo y no actúa como milenial.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA Sputnik Mundo

Billie Eilish gana el Grammy al mejor nuevo artista del año. / Foto: CORTESÍA Sputnik Mundo

30 Ene, 2020 | Billie Eilish, estadounidense de apenas 18 años, arrasó en la entrega de los Grammy: no sólo fue la primera mujer en ganar el gran poker de premios (álbum del año, grabación del año, canción del año y mejor nuevo artista), sino que también se convirtió en la más joven en lograrlo.

Su éxito se basó en el tema Bad Guy y en su álbum debut, When We Fall Asleep, Where Do We Go?

Pero, ¿de dónde salió semejante talento musical?
Lo primero que hay que decir de Billie, tal como plantean los especialistas, es que “disolvió por completo los géneros musicales”, en plena globalización, y “atravesó la línea entre lo independiente y lo comercial”, después de que Internet universalizara el acceso a la música, señala nota de Diario Clarín.
Hace menos de cuatro años, la artista pop cantó para unas 50 personas en su barrio de Los Ángeles, Highland Park. Fue un show, digamos, exclusivo, casi íntimo.
Si bien su carrera empezó a despegar desde aquella actuación, 2019 ha sido el año de la explosión del fenómeno Eilish.

Su nombre completo, en realidad, es Billie Eilish Pirate Baird O'Connell. Nacida en Los Ángeles, en una familia de artistas, su madre es actriz, su padre músico y su hermano, Finneas, es productor, el mismo con el que empezó a componer en la habitación de su casa hasta llegar a esta consagración mundial. Su socio.
Algunos recuerdan la canción Ocean Eyes, de 2015, como el momento en el que la crítica y el público empezaron a fijarse en la artista. Lo curioso es que el tema fue una propuesta de un profesor de baile que le pidió que creara música original para una coreografía. Como muchos fenómenos postmillenial o generación Z -la juventud de Eilish ni siquiera entra en la clasificación de millenial-, el tema comenzó a viralizarse rápidamente en Internet, lo que llevó a que la joven armara su canal de YouTube y subiera un video interpretándola.
Fue un golazo, al ángulo. En su primer año tuvo más de dos millones de reproducciones en Spotify.

El éxito fue tan grande que una compañía discográfica (Interscope Records) se fijó en ella y le ofreció un contrato.
Apenas tenía 16 años cuando hizo de telonera para Florence + The Machine.
Tiempo después, en 2019, Eilish compuso un tema, When I Was Older, inspirado en la película Roma, de Alfonso Cuarón, que ganó tres premios Oscar.
A partir de allí, el éxito de Billie se volvió imparable.
Según comentaron, los hermanos Billie y Finneas Eilish grabaron su primer disco en su casa porque alquilar un estudio era "demasiado caro" y "faltaba luz natural", por lo que apostaron por el dicho: "yo me lo guiso, yo me lo como", al que ahora se suma "y me lo premian".

Sus canciones cuentan historias personales. "Creo que lo principal que he escrito ha sido sobre un chico que me destrozó por completo. Era terrible y me trató terriblemente. He escrito muchas canciones sobre él", reconoció Billie.
Billie también fue educada en su casa: no asistió a la escuela. "Nunca fui a la escuela, así que ser popular nunca significó algo para mí. Yo no entiendo la presión de grupo", le explicó a la revista Ssense.
A los 8 años se unió al Coro Infantil de Los Angeles, donde aprendió canto y técnica musical. Al mismo tiempo empezó a tocar el piano y el ukelele.
Billie es, qué duda cabe, una estrella pop con actitudes infrecuentes. No disimula su vergüenza cuando le sacan fotos o le hacen entrevistas, se viste con ropa ancha para evitar que se opine sobre su cuerpo y su actitud en las redes es natural y espontánea.
Sus influencias están a tono con las nuevas generaciones: combina a Avril Lavinge o Green Day, con las Spice Girls, Amy Winehouse, Rihanna y Lana del Rey.
El diario The Guardian la definió como “el ícono pop que define la ansiedad adolescente en el siglo XXI”.

Pero no todo fue éxito en su vida
Este año, en una entrevista con la presentadora estadounidense Ellen Degeneres, reconoció que, “desde chica”, sufre el síndrome de Tourette, una enfermedad que la lleva a realizar sonidos y gestos involuntarios.
Y eso no es todo. En una charla con la periodista estadounidense Gayle King, la estrella reveló que el año pasado estuvo a punto de suicidarse.
“Pensaba que no iba a volver a ser feliz. No quiero ser demasiado oscura, pero hubo una época en la que no pensé que fuese a llegar a los 17 años”, comentó.
Y relató un episodio del año pasado en Berlín, Alemania. “Recuerdo que en mi habitación de hotel había una ventada. Y yo... ¡Dios! Recuerdo estar llorando mientras pensaba que la forma en la que iba a morir era haciéndolo por mi propia mano... Era infeliz. Con el apoyo de sus fans, Billie fue mejorando su estado de ánimo. Y ella también se encarga de contener a aquellos que le cuentan que no están pasando por un buen momento. “Era muy infeliz y estaba muy triste”.
“Los agarro por los hombros y les digo: “Por favor, cuidate, sé bueno y amable con vos mismo. No des ese paso extra que hará que te hagas más daño y no puedas volver nunca más atrás'”, concluyó.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES