Porlamar
21 de septiembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El que quiera probarlo debe venir a Margarita
Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica, relata que esa institución mantiene un trabajo desde 2012 y que desde entonces se habla sobre la importancia de preservar el ají con la DOC.
Karelys Inciarte |@kareinciarte

Foto: ARCADIO MILLAN

Si se logra la DOC se regulará incluso la forma de cómo sembrar el ají, puesto que algunas prácticas, como acompañarlo de otro cultivo, atenta contra su pureza. / Foto: ARCADIO MILLAN

3 Sep, 2019 | La producción de ají en la isla es óptima. Este año, solo entre seis productores manejan 40 mil matas, que paren, en su vida, de 3 a 4 kilos.

Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica, relata que esa institución mantiene un trabajo desde 2012 y que desde entonces se habla sobre la importancia de preservar el ají con la DOC.

“Creemos que el que quiera probarlo tiene que venir a nuestra tierra margariteña -sentencia-. Tenemos un estudio con base científica que indica que hay elementos que distinguen al ají margariteño”.

El riesgo generado por la diseminación del producto hacia otras latitudes, derivado de la migración, es que ya están plantando semillas y cosechándolo, poniendo en peligro la identidad y características, dijo.

José Ramón Fermín, abogado especialista en derechos de autor y propiedad intelectual, alerta que en Venezuela no hay una disposición legal que regule la DOC. “Pero sí hay una obligación del Estado de promoverla, protegerla y respetarla”. Lo que hace que un producto tenga la DOC es porque sus características se deben a un lugar determinado. Y en la isla se da con el ají.

Pero, insisten los especialistas, con la DOC también se garantiza la implementación de manuales de uso para la preservación y protección del producto, que cumpla unas normas de calidad y garantía; para ello se debe crear un Consejo Regulador.

“Los productores que se acogen a la DOC se comprometen a mantener las características lo más fiel posible al original y nuestro ají es un tesoro regional”, advierte Sergio Somov, ingeniero agrónomo y uno de sus embajadores.

Y aunque todos coinciden en que el ají es producto de la domesticación y selección, es en la isla donde desarrolló su identidad única.

Un sabor patrimonial

Teresa Hernández, patrimonio cultural viviente del municipio Antolín del Campo, es cultora popular y de las primeras fabricantes de la mermelada de ají dulce. “Es nuestro tesoro. Tenemos que cuidar las semillas y no permitir que las manipulen”. En la isla hay experiencias como la Cerveza de Ají, fabricada por Miguel Soler, de Anafre Grill, quien en la actualidad ofrece chorizos y alfajores rellenos con ají.

Producto de uso delicado

Entre los peligros que corre el ají es la mezcla con otras especies dulces para ganar tamaño y peso. Incluso, la polinización cruzada puede cambiarlo si se siembra con otros capsicum, especialmente de tipo picante. Ya hay siembras de las semillas margariteñas en: Los Ángeles, Florida, Dominicana, Ecuador y África, advierte Sergio Somov.

Bono hasta el 30 de octubre

Fue lanzado el Bono del Ají Margariteño, que se puede adquirir hasta el día 30 de octubre, anunció Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica. Está disponible en los restaurantes: La Casa de Rubén, La Casa de Esther, El Bonguero y Anafre Grill y en la librería Tecnibooks en el CC AB. Más info en margaritagastronomica.com y sus redes sociales. Además de los premios el participante aportará para el sostenimiento de la programación. Sorteo el 31 de octubre.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES