Porlamar
25 de abril de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Irse (Diario de una partida)
Es duro esto, /y aunque me dicen que uno se acostumbra pronto,/ y mi mente lo entiende, /a mi cuerpo le cuesta...
JUAN ORTIZ

20 Mar, 2019 | Irse,

en cierta manera,

es divorciarse del cuerpo.

Decir extrañar la tierra de uno es darle voz a la carne,

es volverse lengua del hueso.

Hay un quiebre,

una dependencia,

es real y lo entiendes al irte,

comprendes,

sin melodramas,

que verdaderamente eres de donde naciste.

Comiste tanto de sus matas y animales,

bebiste tanto de su agua,

respiraste tanto su aire,

que terminaste siendo la encarnación de la tierra misma.

Cuando te vas extrañas con algo más que la memoria,

es el cuerpo el que busca a su madre y no entiende,

y aunque tú estás en él,

él no se halla.

Los ojos buscan lo común y nada aparece,

y pareces perdido,

y lo estás,

y no es malo,

pero duele.

Y no,

no es que lo del nuevo lugar sea malo,

sea desabrido,

muy salado,

insípido o muy dulce,

simplemente no es tu tierra,

y es la tierra la que te lo dice.

Es duro esto,

y aunque me dicen que uno se acostumbra pronto,

y mi mente lo entiende,

a mi cuerpo le cuesta,

y sueño con el mar,

y con un mango,

y por instantes creo oler la sal en una sardina,

despertar,

entonces,

es una espera a ver si vuelvo pronto,

la siguiente noche,

el siguiente sueño.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES