Porlamar
14 de agosto de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El “incidente”
A la primera que vimos apuntando a la verdad fue a Patricia Poleo. La hemos venido conociendo desde hace muchos años:embustera,militante fervorosa del antichavismo histérico, escandalosa, inventadora de noticias. Ella se ahorro el presunto para hincar los dientes en la noticia. Quiso ser la primera en leer el comunicado del grupo que se atribuye el atentado.
Pedro Salima psalima36@gmail.com

10 Ago, 2018 | Una vez que la noticia del atentado contra la vida del camarada Nicolás Maduro empezó a recorrer el mundo, nos tomamos la molestia de aprovecharnos de Internet para conocer el tratamiento que la prensa internacional, la escrita en el idioma que nos impuso la corona española hace sopotocientosaños.

Nos reventaron las retinas con lo de presunto atentado. Incluso, en El País de España, por ejemplo, dejaron colar, suavecito, entre líneas, a lo inocente, que pocos segundos antes del ruido de la primera explosión, tanto el Presidente como su esposa miraron al cielo.

Así de escrito, sin que pareciese mal intencionado. Fuimos a los videos una y otra vez. Nada, esa mirada se da justo después del ruido. Pero la información queda allí, al ladito de la repetición de presunto atentado. También aprovecharon muy bien lo que en particular consideramos fue una ligereza verbal de nuestro camarada Presidente : acusar de principio a Juan Manuel Santos. La prudencia recomienda esperar el curso de las investigaciones. No fue así, Nicolás habló como si tuviese los pelos de Santos en su mano.

A la primera que vimos apuntando a la verdad fue a Patricia Poleo. La hemos venido conociendo desde hace muchos años:embustera,militante fervorosa del antichavismo histérico, escandalosa, inventadora de noticias. Ella se ahorro el presunto para hincar los dientes en la noticia. Quiso ser la primera en leer el comunicado del grupo que se atribuye el atentado.

A pesar de la rápida aparición de la Poleo, de los detenidos en Caracas, de los videos (obviamos lo de creerle a Jorge Rodríguez), la prensa internacional mantiene su presunto y cambia “el atentado” por “el incidente”. Así se mantiene.

En Miami, el periodista y conductor de un programa bandera del antichavismo más extremo, el peruano Jaime Bayly, cuya lengua es capaz de soltar cualquier barbaridad a fin de llamar la atención y que al mismo tiempo es una lengua demasiado sensible al chisme, se explaya en su cómodo sillón para decir que él se reunió antes del atentado con los autores del mismo. Así, explicadito, sin medias tintas, Le dice al mundo que él sabe quiénes prepararon un atentado contra un Jefe de Estado, y no pasa nada.

Ni siquiera la prensa internacional borra lo de incidente. No sé si es que es más elegante que atentado. Es evidente que la palabra incidente viene de arriba, es una orden, una imposición que se coloca por encima de la libertad de expresión, la información veraz, el libre derecho del periodista.

Gracias a Internet, escuchamos a un conductor de un programa de radio afirmar lo mismo que Bayly,(excepto la participación en la planificación del incidente) y anunciar –como si fuese una cuña publicitaria – que vendrán nuevos atentados contra el camarada Maduro y otros integrantes del alto gobierno venezolano.

A pesar de eso seguimos leyendo “el incidente”. Así es la libertad de prensa.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES