• 05:35pm  Resultados de la 18ª. jornada y clasificación

  • 05:34pm  Exjefe de Ejército chileno renuncia a consejería Servicio Electoral

  • 05:33pm  107-108. Triple de Schroder deja más líderes a Hawks y en crisis a Knicks

  • 05:29pm  Detienen a supuesto autor de masacre de Nochevieja en Estambul, según prensa

  • 05:28pm  Presunto agresor en club de Playa del Carmen tenía como objetivo un mexicano

  • 05:24pm  Aristegui denuncia derroche en nuevo hangar presidencial en regreso al aire

  • 05:18pm  Aumento de lluvias en 2016 no fue suficiente para paliar la sequía en Cuba

  • 05:15pm  Gene Cernan, el último hombre que pisó la Luna, muere a los 82 años

  • 05:14pm  CRÓNICAS INTERNACIONALES

  • 05:12pm  Contralor cree que no solo Odebrecht pagó sobornos en Panamá

  • 05:11pm  Bonos Globales de bolsa de Montevideo suben 0,02 % hasta 105,36 puntos

  • 05:10pm  42-22. España sella su pase a los octavos de final con una fácil goleada

  • 05:06pm  Primer ministro canadiense dice que vigila situación en México tras tiroteo

  • 05:01pm  Darren Soto se une a congresistas que no acudirán a toma de posesión de Trump

  • 05:01pm  Encarcelan a presunto autor de asesinato de activista hondureña Berta Cáceres




Porlamar
16 de enero de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Fidel, la historia no te absolverá
Más de 50 años se mantuvo en el poder este autócrata sometiendo a sangre y fuego a una sociedad a la cual le cercenó sus derechos más elementales robándole la ilusión de un futuro mejor.
Luis Eduardo Rodríguez

12 Ene, 2017 | “Fidel Castro se aseguro un poder absoluto por más de 50 años pero deja un país en ruinas y un enorme fracaso económico, social y cultural”.

Mario Vargas Llosa

Lo que desde hace algún tiempo atrás se esperaba finalmente se hizo realidad. Fidel Castro, el viejo dictador del Caribe falleció víctima de una enfermedad que lo venia aquejando desde hace ya varios años.

Y también, como era de esperarse, sus lisonjeros adláteres no se hicieron rogar, y a diferencia de los epítetos descalificadores lanzados - y con razón - contra otro tirano también fallecido Augusto Pinochet, en esta ocasión se deshicieron en alabanzas, exaltaciones edulcoradas y delirios efervescentes para quien mantuvo a un pueblo en el más oscuro estado de pobreza, miseria y secuestro democrático. Estos desatinados rojos que hoy glorifican al artero marrullero antillano intentan dibujar diferencias interesadas entre dictaduras de izquierda y dictaduras de derecha tratando de hacerle ver a los incautos - que los hay - que una es buena y la otra mala. No señor. Fidel y Pinochet, por igual, usaron métodos reñidos con la democracia, la convivencia y la libertad y ambos deben ser juzgados por la historia de similar manera.

Más de 50 años se mantuvo en el poder este autócrata sometiendo a sangre y fuego a una sociedad a la cual le cercenó sus derechos más elementales robándole la ilusión de un futuro mejor. Una nefasta y censurable dictadura que a lo largo de medio siglo sumió a un pueblo en una indescriptible hambruna de alma y cuerpo.

El barbudo instauró un régimen de miedo y represión en el cual todos piensan de única manera, se escucha una sola verdad, se impone un único modelo de país, se lee un solo periódico, se tiene un único partido, se obedece sumisamente a un solo hombre, se imparte una sola educación y quién por alguna razón ose disentir de esta degradación humana entonces es brutalmente reprimido - antes fusilado, ahora preso - y en el mejor de los casos excluido como ciudadanos y expuesto a la vindicta pública como “traidor a la patria”. Más vil e infame que eso, nada.

Castro logró en base al miedo y las amenazas convertirse para desgracia de su pueblo en quien todo lo decidía. Un ser intoxicado con el poder que convertía sus caprichos en ley. Un autócrata que se quedo anclado en la geopolítica mundial de los años de la guerra fría sin lograr nunca alcanzar una visión moderna y actual de la marcha de los pueblos. Un gobernante intolerante y abusivo al cual la historia nunca absolverá tal y como alguna vez el mismo quiso predecir.

Por el contrario, está condenado a ser considerado como uno de los peores infortunios que nación alguna haya podido sufrir. Castro es comparable con otros tantos ignominiosos gobernantes a quienes les hará compañía en las páginas negras de la historia de la humanidad. Se ha ido Fidel y con el esperamos que también se marche para siempre el feudalismo opresor en Cuba. Fidel, la historia nunca te absolverá.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Playa el Agua | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES