Porlamar
24 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Trágica muerte de Cheo González enluta comunidad neoespartana
Baluarte de la cultura margariteña: guitarrista, compositor, con una gran sensibilidad, arquitecto, honorable persona tanto en su vida profesional como en el núcleo familiar, con su entorno de amigos y su comunidad.
Mariela Contramaestre

Foto: ARCHIVO

En el centro Cheo Gonzalez y sus compañeros Juan Rojas y José Mota del Grupo Opus 4 en visita la redacción de Sol de Margarita. / Foto: ARCHIVO

2 Feb, 2016 | Veinticinco días de agonía transcurrieron desde que un trío de delincuentes incursionó en el hogar de los esposos González-Coello en la población de El Maco (Municipio Gómez) a las dos de la madrugada del jueves 7 de enero, mientras la pareja dormía. No se conformaron con robarles sus pertenencias y golpearlos salvajemente. Sino que a manera de despedida, acuchillaron a Cheo González con un ensañamiento tal que comprometieron su vida que llegó a término este lunes 1° de febrero poco antes de las 6:00 de la tarde.

José Gregorio González Vicent, el queridísimo trovador Cheo González, nacido en Juan Griego, estaba casado con el amor de su vida, Lourdes Coello, “Lula”, la médico nativa de El Maco, su compañera inseparable, la doctora del pueblo que juntos constituían una pareja modelo por su don de gentes y su solidaridad puesta de manifiesto en obras sociales a favor de la comunidad.

Este suceso ocurrido la primera semana de este seco y convulsionado inicio de 2016, ha conmovido la comunidad insular. “Todo el mundo” sabe quiénes son los ladrones y asesinos, pero hasta hoy andan en libertad. Aún no ha trascendido una respuesta de las autoridades policiales ni gubernamentales sobre los resultados de esta investigación.

Insustituible

Compositor, cantante, músico, artista a tiempo completo, compartía su pasión con el ejercicio de su profesión de arquitecto y su trabajo en la Universidad de Oriente.

Su pueblo natal Juan Griego, el mar y el amor, fueron su principal fuente de inspiración. Algunos de sus temas: “Amanecer de Pescadores”, “Juan Griego desperté soñando contigo”, “Recuerdos de mi Juan Griego”, “Salvemos el mar azul”, así lo evidencian. También fue un fiel intérprete del cancionero romántico margariteño con temas como “Luna de Abril”, “Un centinela” y “Hoy la ví”, entre otras tantas.

Cheo será recordado como el amigo incondicional, un caballero a toda prueba, ciudadano intachable y ejemplar. Una pérdida irreparable.

Amor a su tierra

Nació en 26 de mayo de 1958 en Juan Griego. Hijo de Félix Rafael González, precursor del turismo en Nueva Esparta y Tomasa Vicent de González. Hoy será velado en la Sociedad Benefactora de la Calle El Sol de su ciudad natal y el sepelio tendrá lugar mañana en el cementerio de El Maco.

Testimonios

Juan Rojas, exponente musical e integrante de Opus 4.

Con la partida del músico, cantante y compositor de la agrupación margariteña Opus 4, José Cheo González, su compañero, el también músico, Juan Rojas, afirma que se va uno de los músicos más importante Venezuela, “perdemos a una voz extraordinaria”.

“Sin llegar a equivocarme, puedo decir que no habrá en mucho tiempo una dupla musical como la de Juan Rojas y Cheo González”, lamentó Rojas, quien llevaba al menos 30 años tocando junto a “Cheo” en parrandas y con la agrupación Opus 4. “Es una perdida para el acervo cultural de Nueva Esparta”.

Rojas recuerda que este hombre de cualidades humanas extraordinaria, siempre estuvo pendiente de la perfección musical, quizás, por su profesión de arquitecto. Fue un gran Amigo, hermano, nuestro director y un hombre exigente.

Roki Viscuña, músico insular y director del Centro de Estudio y Difusión de la Música Neoespartana (Cedimn).

Con “Cheo” perdemos una extraordinaria persona, pero como músico perdemos a un compositor, un ejecutante de la guitarra reconocido a escala nacional, porque él fue guitarrista y vocalista de un grupo que se llamaba “Barquisimeto 4” muy conocido.

Viscuña recuerda que “Cheo” fue durante 25 años la voz líder la agrupación Opus 4, tanto así que con su partida, la música neoespartana pierde mucha de la elegancia, que garantizaba con su voz, su guitarra y sus composiciones.

Para Vizcuña, “Cheo” fue un artista sensible, comprometido con la música tradicional neoespartana, y un extraordinario amigo.

Esta partida además resulta un muy duro golpe para los músicos, porque ayer casualmente se cumplieron tres años la muerte del también músico Jhonny Escobar, quien además era compañero de “Cheo” en Opus 4.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES