Porlamar
26 de marzo de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Negocios suspenderán pedidos de carne y pollo
Hasta que no haya garantías de poder recuperar el precio pagado para adquirir estos productos, algunos carniceros han optado por detener la reposición de inventario.
César Noriega Ramos

Foto: DANIEL RAMÍREZ

Aún queda carne en los establecimientos que esta semana quedaron fuera de las fiscalizaciones de la Sundde. / Foto: DANIEL RAMÍREZ

11 Jul, 2015 | La reposición de los inventarios de carne de res y pollo está paralizada por el miedo de los carniceros y distribuidores a que los organismos fiscalizadores los obliguen a vender los productos proteicos por debajo de los costos de adquisición.

Un comerciante que declaró bajo anonimato por lo delicado de la situación, dijo que tienen temor a seguir trabajando con unas "medidas irracionales que obligan a vender carne a precio regulado, cuando no la conseguimos a ese precio".

La diferencia entre el precio regulado y el que fija la realidad del mercado "es abismal", catalogó esta fuente.

Esta semana, cuando fueron retomadas las fiscalizaciones a las carnicerías, la res en canal, que es como los distribuidores despachan la carne al comercio detallista, marcaba 500 bolívares el kilo, 270% por encima del precio indicado en la Providencia 52 de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio-Económicos (Sundde), publicada el pasado 1º de junio.

Desde este martes empezó el operativo de la Sundde dirigido a carnicerías, supermercados y distribuidores, es decir toda la cadena de comercialización y abastecimiento.

La fuente no precisó cuántas empresas han sido fiscalizadas hasta ahora, pero señaló que los procedimientos resultaron en medidas de venta del producto al valor regulado y, en algunos, la imposición de sanciones pecuniarias de 100 a 1.000 unidades tributarias (15.000 a 150.000 bolívares).

"Cuando las amas de casa ya no tengan carne en su casa y los negocios que todavía tienen carne se les agote el producto, va a notarse una seria escasez de carne. Todos los pedidos están paralizados hasta nuevo aviso, no hay ningún anuncio que nos garantice que no vamos a trabajar a pérdida", dijo el comerciante.

Los distribuidores hacen pedidos semanalmente, por lo que la suspensión de despachos se podría reflejar en neveras desprovistas de carne y pollo en un plazo de siete a ocho días.

En cuanto a por qué los precios de la carne han escalado sobre los mil bolívares el kilo de cortes de primera, esta fuente afirmó que deben investigarse a los mataderos, donde se fija el precio inicial de venta.

El administrador de un supermercado, quien pidió no ser identificado, argumentó que los retrasos del transporte para entrar y salir de la Isla le agregan hasta un 12% al precio de venta final. "En nuestras estructuras de costo debe tomarse en cuenta que estamos en una isla, que depende de tierra firme para abastecerse de todo".

Más fiscales

La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio-Económicos (Sundde) capacita a 300 nuevos fiscales para desplegarlos en todo el país. Este grupo se incluye a la meta del organismo de captar 3.000 fiscales para la tarea de hacer cumplir la normativa de los precios justos, tal como lo anunció Ricardo Manrique, director de Regiones de la Sundde, a la emisora estatal Radio Nacional de Venezuela.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES