Porlamar
23 de julio de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C













Nueva Esparta es tierra de grandes expositores en la música y animación de este importante género tradicional, de tal manera que encontramos regados por sus islas de Margarita y Coche a numerosos representantes que conservan una intachable y admirable trayectoria.

Estas 5 espinelas las compuse en su honor, como amigo y compañero de parrandas y salieron del alma por la ausencia de un hombre genial e inmenso, cuyo arte nunca morirá en la tierra guaiquerí….

“Es necesario unificar en un solo criterio, una hoja de ruta en función de nuestro acervo cultural, porque vivimos en un mundo alienado” dice el decimista nativo del municipio Gómez.

Evoca la época dorada cuando “uno amanecía cantando, comenzaba de 8 a 9 de la noche y terminaba de 5 a 6 de la mañana. Pasaban hasta 8 tandas cantando galerón”.

“El galerón es la herencia musical más grande que pude haber recibido. Es una responsabilidad muy grande y, por lo tanto, hay que hacerlo bien".

Galerones y otros cantos margariteños son un legado que pasa de generación a generación pero en tiempos actuales resisten ante la apatía y la falta de estímulo.

“El galerón es la expresión más alta del folclore del oriente venezolano", cuenta el músico y compositor que se inició en este género el 25 de noviembre de 1988.

Se llenó de gloria cada vez que salía en un escenario, cantaba en un festival o se presenta en una emisora radial en los estados Monagas, Anzoátegui, Sucre, Bolívar y Nueva Esparta.

Además de ser uno de los mejores galeronistas insulares y de haber ganado cuatro festivales nacionales, todos le reconocen su labor como estudioso de esta expresión del folclor oriental.

Cada galeronista debe hacer su mayor esfuerzo para mantener este género folclórico por excelencia del oriente del país, dice el representante de las recientes generaciones de improvisadores.

Con gran humildad comenta sobre su arte: “Dios me puso en la mente muchas décimas y el don de improvisar, y yo se lo regalé a mi gente".

La velocidad mental viene del estudio profundo de la décima espinela. La improvisación es algo natural que se apoya en los estudios, refiere el galeronista de Tacarigua.

Géneros como el galerón, la jota, la malagueña, el polo y la gaita, con todas sus variantes, entre otros, están “sembrados” en el alma insular.
(Trabajo publicado en la Edición Joyas de la Música en el año 2007, por los 35 años de Sol de Margarita. Un documento de investigación escrito por la recientemente desaparecida periodista Yanet Escalona y que se reedita por su gran valor y aporte a la música margariteña).

“El galerón me ha brindado muchas satisfacciones y popularidad”, asegura el también fundador de Los Topotopos de Margarita.
Su fama fue respaldada por una exquisita voz, su humor al momento de improvisar y certero en la improvisación.
Cruzando los mares llegó un ritmo en décima que relataba el día a día de los marinos.







Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES