Porlamar
19 de enero de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Mary Carmen Rojas: En Nueva Esparta hay abandono y crueldad con los animales
"Debemos entender que son seres vivos, que sienten y sufren igual que tú y que yo, que no merecen ser maltratados sino incorporados a nuestra vida y una forma es la adopción. Ganan ambos"
Marijó Pérez-Lezama @marijoperez

Foto: CORTESÍA

Mary Carmen Rojas Salazar y sus rescatados. / Foto: CORTESÍA MCR

29 Nov, 2020 | El bienestar animal es un concepto referido a la vida de un ser, a su buena salud, condiciones físicas y psicológicas en un entorno con seguridad.

La educación en el hogar, la familia y la escuela son claves para que los niños se conviertan en adultos conscientes del respeto que deben a la vida en toda forma, en este caso los animales, y el buen trato con nuestras mascotas y peludos callejeros fomentan esta interacción.

Hoy entrevistamos a una de las varias proteccionistas que hacen vida y milagros por los peludos abandonados en Nueva Esparta: Mary Carmen Salazar, una generosa margariteña que tiene 30 años por las calles de la isla tratando de atenuar el sufrimiento y abandono de una población animal sin control.

¿Cómo llegaste hasta hoy?

Tengo más 30 años rescatando. Cuando empecé era más fácil, muchos me pedían ayuda y auxiliaba en lo que podía, especialmente cuando no tenían recursos para su perrito o gatico. Actualmente, la esperanza no solo para animalitos de la calle sino para los vecinos de pocos recursos son las jornadas de esterilización y yo busco y he conseguido madrinas para pagar los gastos. Hay que atraparlos, a veces sanarlos, esterilizarlos y lograr un hogar seguro para ellos.

Rescatar es fuerte, 24 por 24 horas. No tienes horario, ni fecha en el calendario. Según las condiciones en que está el perro o gato, van a mi casa, a mi cuarto, para crearles confianza y que sientan menos miedo de la situación que viven en la calle por el maltrato sufrido. Voy al veterinario cuando es un caso grave, que lo amerite de verdad.

¿Todo por ellos?

Sí. Es una labor difícil por la situación que vivimos, pues se necesita mucha ayuda monetaria. Toca hacer de todo para atender la alimentación y salud de los rescatados. Cuando consigo comida suficiente no solo es para los albergados en mi casa, sino que repartimos a los demás, del vecindario y de las calles. He tenido que vender objetos personales para costear su atención médica. Me ha tocado caminar de ida y regreso con una carrucha desde Jorge Coll hasta Pampatar a buscar sardinas, cargar un saco de perrarina, cuando se podía comprar, desde el supermercado, montarlo en un autobús… Llegué a tener más de 60 peludos entre perros y gatos en la casa de mis padres. Ahorita tengo 12 perros, porque perdí este año un buen número por el moquillo.

No tengo fundación, soy proteccionista independiente, aunque los planes en 2021 son precisamente registrar una y el nombre sería Funda Nueva Esparta Patas, que estaría conformada por mi esposo, quien me ha ayudado siempre con traslado y transporte cuando tenemos carro, mi hijo y yo. A las fundaciones les donan más que a un independiente, por muchas razones, empezando por la infraestructura y los aspectos legales.

Foto: CORTESÍA

Ellos ellos son ajenos a todas las bajezas humanas. / Foto: CORTESÍA MCR

¿Hay adopciones?

Muy pocas personas están adoptando. Es muy difícil por la situación económica, incluso porque se van del país y hasta abandonan a sus mascotas. Muchos no saben que hay alternativas. Un perro no solamente se alimenta de perrarina o un gato de gatarina. Hay opciones: las conchas de los vegetales con arroz, vegetales sancochados, sin sal ni condimentos, sardinas cuando es época. Todos mis rescatados están gorditos y sanos, que es lo más importante. A veces he sentido ganas de tirar la toalla, pero cuando los veo tranquilos, felices, vueltos loquitos, protegidos, entonces siento que eso vale todo el esfuerzo y el sacrificio; eso me llena el alma.

Son ángeles pero hay que esterilizarlos

La gente debería entender que son seres vivos, que sienten y sufren igual que tú y que yo, que no merecen ser maltratados sino incorporados a nuestra vida y una forma es la adopción. Ganan ambos. Son ángeles en la tierra y tienen derecho a una vida digna, sean de la especie y raza que sean y que están en la calle por culpa de los que deberían protegerlos. Los seres humanos tenemos mucho que aprender de los animales, ellos carecen de todas las bajezas humanas. Ojalá algún día seamos más animales y menos humanos.

Hay que controlar las poblaciones de perros y gatos en la calle, eso es tortura para ellos, abandono, hambre, enfermedades y muerte. Un solo dato: una gata pare entre 96 y 210 gaticos durante su vida. Imaginemos esto con el añadido de los perros. Las jornadas de esterilización se realizan con los amigos de Control Ético Animal (@controleticoanimal / 0424-8985646), con 10 años de experiencia y ya ubicados en Los Robles, liderados por el MV Adolfo Perozo. Quieren ofrecer un servicio gratuito, no solo enfocado en los animales sino en el mejoramiento de la sociedad como protagonista del cambio de actitud hacia ellos. Es necesario recaudar fondos para mantener la labor social. Se buscan padrinos o madrinas para los animalitos callejeros o mascotas que tengan dueño, deben esterilizarla pero no tienen recursos. Gracias a Dios hay muchos logros.

“Lo peor es el abandono y la crueldad con los animales”

En la isla la situación económica es ahora tan difícil que mucha gente no puede alimentarse y menos a sus mascotas, perros o gatos, ni les puede dar atención veterinaria y prefiere tirarlos a la calle. Eso es terrible, somos insensibles como sociedad. En esta pandemia me tocó rescatar a un Mini Toy, en La Cruz del Pastel, que entró a una casa desesperado, con una gran gusanera en un ojo. Las personas -en su desespero por el mal olor- lo iban a meter en un saco y tirarlo al monte.

Eso es crueldad y mal ejemplo para los niños. La educación en casa es clave para que ellos se conviertan en adultos conscientes en el respeto de los animales. Hay que fomentar esta interacción. Algunos menores que muestran conductas violentas con esos seres inocentes solo manifiestan lo que ven en su hogar: negligencia, abandono, irresponsabilidad con la vida, a veces actos de barbarie. Si un niño o adolescente maltrata a un peludo es señal de que algo no está bien y sus padres deben actuar.

Algunas formas de maltrato que se reportan en el país y en Nueva Esparta son golpes, tortura física, abandono, amarrarlos, hacinarlos, no darles alimento o agua, no resguardarlos de la intemperie, sobrecargarlos, explotarlos o no facilitarles atención veterinaria. Hay casos recientes en el Ministerio Público de muertes a peludos, que han sido denunciados en RRSS por vecinos del maltratador.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES