Porlamar
19 de septiembre de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Pacto unitario por la democracia
Necesitamos, pues, una ruta clara y viable que conduzca a los venezolanos, civiles y militares, a una victoria popular que termine de una vez por todas con este terrible drama de sufrimiento de la inmensa mayoría, incluso para aquellos que, en forma equivocada, respaldan este horror.
LUIS LONGART GUERRA

14 Sep, 2020 | El último pacto unitario que registra la historia política contemporánea venezolana es el Pacto de Punto Fijo. Ese acuerdo firmado por Betancourt por AD, Caldera por Copei y Villalba por URD, ha sido calificado por el escritor e historiador Manuel Caballero como: “el documento más importante de la historia política de Venezuela desde 1830”. Estos tres líderes históricos son considerados padres de la democracia nacional.
De ese pacto se excluyó al Partido Comunista de Venezuela (PCV), una de las organizaciones más sacrificadas en la lucha contra la dictadura perezjimenista.
Los puntos más significativos del Pacto de Punto Fijo lo podemos resumir así: a) Defensa de la constitucionalidad y derecho a gobernar de acuerdo al resultado electoral. b) Gobierno de Unidad Nacional y c) Programa mínimo de gobierno.
Hubo esfuerzos para lograr un candidato de Unidad Nacional, pero no tuvieron éxito, por los intereses y liderazgos de los partidos firmantes del acuerdo. Al final, se realizó el proceso electoral y Rómulo Betancourt resultó electo Presidente de la República.
De nuevo se plantea la posibilidad de un pacto unitario para recuperar la democracia.
Hoy, las cosas han cambiado. Tenemos en el poder a una autocracia militarista sustentada por el fusil y la bayoneta, intervención del factor internacional y un pueblo desarmado que ha batallado contra esa autocracia armada hasta los dientes. No hay Estado de Derecho y por tal no hay democracia.
Vivimos un momento histórico difícil, más bien, dramático.
El único poder legítimo que sobrevive es la Asamblea Nacional que ha recibido todo el ataque de la artillería del régimen para desacreditarla y anularla, pero, a pesar de todo, mantiene una lucha constante por la recuperación de la democracia y la instalación de un gobierno de transición y emergencia nacional.
Juan Guaidó, quien ha demostrado coraje y valentía, y tiene respaldo nacional e internacional ha llamado a derrotar la farsa electoral del 6 de diciembre. Este mensaje ha sido apoyado por 37 organizaciones políticas e innumerables organizaciones de la sociedad civil.
Por su lado, dirigentes de la talla de Henrique Capriles y María Corina Machado plantean divergencias en torno a las tácticas en esta dura batalla. Son distintas visiones, “diferencias tácticas en el vasto campo de la oposición”, apunta Angel Oropeza, pero que tienen una estrategia común: Recuperar la democracia.
En verdad es un escenario complejo e incierto, pero nada es más importante que salir de esta terrible situación que vivimos los venezolanos.
Lo peor que se puede hacer es desatar un mar de críticas en el campo opositor por las posiciones de los dirigentes, porque aquí nadie tiene la verdad absoluta y todos somos necesarios en esta vital lucha nacional.
Lo que no se puede admitir es el asomo de candidaturas presidenciales hoy. Eso vendrá después. Tanto Guaidó, Capriles, María Corina, Ledezma, Leopoldo o cualquier otro dirigente de la oposición tiene perfecto y legítimo derecho de aspirar a liderar el país. Eso lo decidirá el pueblo en democracia, una vez que resolvamos la presente coyuntura.
¿Será que la historia política contemporánea no ha dejado suficientes lecciones en estos jóvenes actores de la oposición? .
No soy nadie para enmendar la plana de esos dirigentes, pero la historia, que es maestra de los pueblos, tiene muchos ejemplos donde el sacrificio, la libertad, el honor, la dignidad, la justicia y el amor a la patria han sido los valores que han acompañado las luchas por la independencia y contra las dictaduras y autocracias militaristas.
Necesitamos, pues, una ruta clara y viable que conduzca a los venezolanos, civiles y militares, a una victoria popular que termine de una vez por todas con este terrible drama de sufrimiento de la inmensa mayoría, incluso para aquellos que, en forma equivocada, respaldan este horror.
Dios , la Virgen del Valle y la Virgen de Coromoto bendigan a Venezuela.!!!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Virgen del Valle


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES