Porlamar
7 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Nueva Esparta y las elecciones (II)
Las batallas electorales en Nueva Esparta eran entre AD y URD hasta 1968 cuando ganó Prieto en su tierra, luego de la división de AD.
LUIS LONGART

11 Jul, 2020 | En la década de los 60 hubo tres procesos electorales. En Nueva Esparta la tarjeta blanca ganó los dos primeros y el tercero lo ganó la tarjeta morada de la oreja del MEP con Prieto como candidato presidencial.
Igual en el país con los triunfos de Betancourt y Leoni, y en 1968, la victoria de Caldera.
A partir de las elecciones de 1973 que ganó Carlos Andrés Pérez irrumpen en la escena política insular Morel Rodríguez y Virgilio Ávila Vivas en AD y Jesús Noriega Ordaz, Julio Cordero y Gregorio Vásquez por COPEI. Acompañaron a Morel en AD, Rufino Méndez, Alfonzo Fernández Ávila, Carmen Ordaz de Patiño, Felipe Rodríguez, Francisco Mata Díaz, Alberto Bittar, Ovidio Valerio, Francisco Aguilera Rondón, Germán Alfonzo, Jesús Penoth, Luis Hamana, Lorenzo “Lencho” Salazar, Eddy Medina, Gualberto Brito, Juan González, Iraima Vásquez, y otros dirigentes regionales y municipales.
En Copei, con Noriega, Cordero y Vásquez están José de la Cruz Fuentes, Francisco Jiménez Fermín, Carlos Henríquez, Rosa Martínez de Reyes, Orlando Colina, Adolfo Guerra, Arsenio Rodríguez, Sixto Mariño, Elesban Gómez, José Mercedes Acosta, Leopoldo Vásquez, Judith de Reyes y otros dirigentes regionales y municipales que luego reciben con júbilo y entusiasmo la incorporación a sus postulados de Rafael “Fucho Tovar”.
Hasta 1989, los gobernadores eran designados por los Presidentes de la República y no existía la figura del Alcalde.
Las batallas electorales en Nueva Esparta eran entre AD y URD hasta 1968 cuando ganó Prieto en su tierra, luego de la división de AD.
En esas campañas AD utilizó una política claramente populista repartiendo láminas de zinc, asbesto, cemento, cabillas, cocinas y otros utensilios del hogar, así como ayudas con cheques con cargo a los Concejos Municipales y a la Asamblea Legislativa. URD le salió al paso a esa campaña adeca con una consigna atribuida al profesor Julio Villarroel: “Agarra lo que te den y vota amarillo”.
Cuando Morel Rodríguez desplaza a Guillermo Salazar Meneses de la Secretaria General del AD, acentúa la política populista de AD. Desde el partido se controla al Gobernador, los Concejos Municipales y a la Asamblea Legislativa y lo mismo hace Copei cuando llega a la Presidencia de la República, quizás con la excepción de Alejandro Hernández, cuya designación como Gobernador causó discrepancias en el partido verde de la región insular.
En 1989 se realizan las primeras elecciones directas de Gobernadores y Alcaldes. Hasta ahora, se han efectuado 10 elecciones de Gobernadores. 5 han sido ganadas por AD, 3 por el chavismo y 2 por Copei y sus aliados. De los triunfos de AD, 4 han sido de Morel Rodríguez y 1 de Alfredo Díaz, el actual gobernador. Los 3 del chavismo fueron Irene Sáez, Alexis Navarro y el general Carlos Mata Figueroa. Las 2 de Copei son victorias de Rafael “Fucho “Tovar, uno de los más queridos y recordados gobernadores que hemos tenido. La más reñida contienda electoral fue en 1989 cuando Morel superó a “Fucho” por solo 500 votos.
Después de la llegada de Chávez al poder, la tendencia ha sido la militarización, por un lado y la maximización del populismo, lo que tanto criticaron, ahora es su mejor carta de presentación. Controlan el petróleo, los alimentos, el gas, la gasolina, agua, Cantv, crean universidades para ideologizar, mantienen una hegemonía comunicacional forzando el cierre de periódicos y televisoras y pretenden imponer su régimen colocando a la Fuerza Armada al servicio de sus mezquinos intereses partidistas.
Chávez no llegó al poder por casualidad. El populismo y la corrupción están entre sus causas. Es la consecuencia de graves y profundos errores cometidos por quienes gobernaron y no enseñaron a valorar lo que valía la democracia, como dijo José Agustín Catalá.
No obstante, hay reservas políticas y morales para luchar por la restitución de la democracia. Tenemos mucha gente con vocación democrática indestructible, pero, además, tenemos que hacer un esfuerzo para que estos jóvenes que no conocen otra experiencia que este desastre que vivimos comprendan que vale la pena la lucha por la verdad, la justicia, la dignidad y la democracia.
Estoy plenamente convencido que estos años de vigencia del llamado socialismo del siglo XXI pasarán a la historia como una página triste y oscura, para el olvido de todas aquellas cosas que jamás debemos repetir.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES