Porlamar
27 de febrero de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Sí, somos humanos, pero las redes no perdonan las faltas
Pero eso no es el mayor de los problemas, lo peor de todo es que en redes sociales no existe el perdón. Eso de olvidar los errores de los otros, especialmente tratándose de personajes públicos, está como prohibido. No lo comprendo, ¿acaso el internet nos ha hecho menos humanos?
Monica Tietz monicatietzs@gmail.com

9 Feb, 2020 | El internet es para siempre, una vez que subimos algo a la red, no importa cuántas veces intentemos borrarlo, jamás se podrá revertir. Es esta una de las razones por las cuales debemos ser responsables con lo que publicamos. Cualquier foto o comentario, así hayan pasado solo un par de minutos colgados en tu feed y luego los elimines, siempre permanecerán en el ciberespacio.

Sí, en la actualidad la mayoría de plataformas de social media permiten la opción de eliminar contenido y bloquear las visitas. Pero, en ese momento en el que decides subir algo, ya no hay vuelta atrás. En internet, no importa que lo borres, todo es recuperable.

Eso sin contar que en el tiempo que quizá estuvo colgado en la web, sea mucho o poco, otras personas lo vieron, lo compartieron, lo guardaron, lo viralizaron. Aun cuando creemos que nadie lo vio porque solo fueron unos cuantos minutos, siempre hay alguien del otro lado de la pantalla.

Pero eso no es el mayor de los problemas, lo peor de todo es que en redes sociales no existe el perdón. Eso de olvidar los errores de los otros, especialmente tratándose de personajes públicos, está como prohibido. No lo comprendo, ¿acaso el internet nos ha hecho menos humanos?

Las redes sociales en vez de ser un medio de difusión para buenas noticias y contenido de interés, no son más que un campo de batalla donde todos están contra todos. Sí, entiendo que es normal que cada uno tenga una opinión distinta y que de ahí derivan esas personas a las que solemos llamar “haters” porque expresan su desacuerdo. Pero, ¿dónde ha quedado el respeto?

La gente cree que porque las redes sociales son un medio netamente virtual donde si quieres no tienes por qué dar la cara, pueden hacer y decir lo que les da la gana sin pensar que al otro le puede herir. Críticas, insultos, burlas, quizá no todos tenemos el valor de decirlo, pero eso afecta, somos seres humanos, no robots. En nuestro país es visto como algo normal, pero no es más que otra forma de discriminar a alguien.

Detrás de cada pantalla hay una persona que siente, que llora, que tiene malos días, que, como todos, puede equivocarse, puede cometer un error y también puede enmendarlo. Porque todo tiene solución, excepto la muerte. Perdonemos para ser perdonados, practiquemos la empatía hacia los otros, así no los conozcamos.

No se trata de olvidar, sino más bien de perdonar con el corazón, es decir, con sinceridad. Tampoco tiene que ver con aceptar o estar de acuerdo siempre con lo que hace o dice el otro, debemos tener criterio propio, claro está. La clave es respetar y entender que somos distintos y que es eso lo que nos hace especial.

Fomentemos el ser respetuosos por las redes. El hecho de que yo te siga y crea conocerte por este medio, no me da el derecho de criticarte o juzgarte. Por supuesto que es válido dar una opinión diferente, siempre que sea desde el respeto, pero no es correcto decir que los demás están errados solo porque sí.

No olvidemos que todos nos podemos equivocar en cualquier momento y eso no es malo, al contrario. Necesitamos equivocarnos con frecuencia, caer, fallar, para luego aprender. Algo más: no ofrezcas concejos que no se te pidan, sé discreto con lo que dices en redes, no divulgues chismes, cosas de las que no tienes certeza, y no pierdas tu tiempo buscando los errores de los demás, vive tu vida.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES