Porlamar
17 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Efecto Pigmalión
Es muy común conseguir películas sobre profesores que consiguen estudiantes marginados. Más allá del trabajo psicopedagógico que realiza el profesor, su creencia de que estos estudiantes tienen un potencial que puede ser explotado es lo que logra el efecto de crecimiento.
Mónica Tietz monicatietzs@gmail.com

21 Oct, 2019 | Pigmalión fue un escultor griego muy habilidoso. Sus creaciones eran casi perfectas, pero de todas las piezas que creó, destacaba la escultura de una mujer, de la cual se enamoró perdidamente. Una noche, mientras él soñaba en lo hermosa que era esa estatua y en cómo era la representación de su mujer perfecta, la diosa Afrodita, enternecida por la pureza y profundidad de ese amor, convirtió la estatua en una mujer real.

De este hermoso mito griego nace el Efecto Pigmalión. Según la pedagogía y la psicología, este efecto se trata sobre la influencia que tiene el pensamiento positivo de una tercera persona sobre nosotros. Empecemos con los ejemplos para poder explicar mejor este efecto.

Es muy común conseguir películas sobre profesores que consiguen estudiantes marginados. Más allá del trabajo psicopedagógico que realiza el profesor, su creencia de que estos estudiantes tienen un potencial que puede ser explotado es lo que logra el efecto de crecimiento.

Más que una inspiración

El psicólogo social Robert Rosenthal fue quien, en 1965, bautizó este efecto de influencia positiva como Efecto Pigmalión. Las investigaciones de este efecto se han realizado de muchas maneras, la más común es el experimento de la planta.

Dos plantas exactamente iguales que son cuidadas de la misma manera, con nutrientes, agua y sol, pero son sometidas a dos mensajes distintos. A la primera planta se le habla con amor, se le recuerda lo hermosa y valiosa que es, en resumen, se le dan palabras positivas y llenas de aliento.

La otra planta es sometida a un trato contrario. Se le insulta, le dicen lo fea y desagradable que es, vive bajo un constante ataque de negatividad. Impresionantemente la primera planta crece veloz y hermosa, con hojas de un verde vibrante, en caso de florear lo hará con sus mejores colores. La segunda planta, por su parte, no crece, sus hojas pierden color y algunas hasta se marchitarán.

Cuando nos juntamos con personas positivas que nos felicitan ante cualquier intento, que celebran nuestros éxitos, nuestro crecimiento y cada paso que damos hacia la mejora, empezamos a creer en nosotros mismos.

Puede sonar a que la inspiración tiene que venir de terceros, pero no es así. Estos terceros que nos dan ánimos y que nos incitan a ver lo bueno en nosotros, son maestros.

Estas personas que logran inspirar a otros por medio del refuerzo positivo suele ser gente que comprende el valor de la palabra. No tratan de convertirse en inspiración, no quieren recibir nada a cambio, solo logran ver en cada uno de nosotros todo lo bueno que hay y quieren que nosotros también lo veamos.

Rodéate de Pigmaliones

Como dije antes, la inspiración y el talento está en ti, pero rodearte de gente que te considera exitosa, y que cree en tu capacidad de lograr las cosas, es un excelente apoyo. Esto lo aprecié en vivo y directo en mi viaje a Sudáfrica, tanto en mí, por parte de las maestras adoradoras, como con ellas mismas.

Si hacemos lo contrario nos encontraremos con el efecto “Golem”, que se trata de cuando la autoestima se ve disminuida por los comentarios negativos de terceros.

Estos efectos no son consecuencia del espejo, tiene más que ver con el merecimiento. Cuando sentimos que nuestro esfuerzo tiene valor y creemos en nosotros mismos, nos refugiaremos en personas que nos darán ánimo en los momentos difíciles. Recuerda que todo proyecto, por grande o pequeño que sea, suele traer momentos de dolor, juntarse con la energía positiva los hará más sencillos.

Si por el contrario nos rodeamos de personas negativas cuyos mensajes devastadores tienen la intención de detenernos, las metas a cumplir serán más difíciles. Es verdad que lo que dicen otros no debería afectarnos, pero si escuchamos la repetición de nuestros miedos y nuestras fallas, estas se van a terminar colando.

Los Pigmaliones no nos dan palabras positivas de manera obligada, tampoco son insultos disfrazados de halagos, no, los Pigmaliones se comunican de esta manera porque realmente consideran que hay algo bueno en ti y quieren que lo veas.

Profecía autocumplida

Siguiendo el teorema de Thomas, la profecía autocumplida se trata de que todo aquello que se cree cierto será cierto. Uno de los ejemplos más utilizados para explicar lo que la profecía autocumplida significa es el caso de la novela, escrita por Arthur Hailey, Traficantes de Dinero.

En la novela se inicia un rumor (falso) de que un banco está por llegar a la quiebra, con lo que la gente empieza a retirar su dinero en forma masiva. Una vez todo el mundo ha retirado y cerrado sus cuentas, el banco queda, en efecto, al borde de la quiebra.

Me gusta ver esto de la profecía autocumplida como la simple toma de una gran decisión. En 2017 Twenty One Pilots fue nominado a los premios Grammy. Al ganar en su primera nominación los chicos subieron al escenario con chaqueta y ropa interior. El cuento detrás de este comportamiento que pareció divertido es la justa demostración de la profecía autocumplida.

Estos chicos, antes de ser famosos, estaban viendo la presentación de los Grammys en el sofá de su departamento en ropa interior. Ellos se prometieron que si un día llegaban a ganar un Grammy, lo recibirían en ropa interior.

Cuando soñamos en grande y tomamos la decisión de que ese sueño se puede realizar, nosotros mismos, sin darnos cuenta, damos los pasos necesarios para llegar al objetivo establecido.

Comenzaremos por buscar conectarnos con personas que nos puedan a guiar a nuestro objetivo, trabajaremos en pro de llegar a él y, sin querer, sin darnos cuenta, con mucho esfuerzo y dedicación, tendremos que subirnos a recibir el Grammy en nuestra ropa interior.

Una de las maravillas de las profecías autocumplidas es que un principio parece algo imposible. Comienza con un sueño tan grande y tan lejano que parece imposible que llegue a nosotros, por lo que, cuando llega, a veces no logramos conectarlo con ese primer momento en el que hablamos de ese deseo.

Atento a las palabras

Uno de los centros de la bioneuroemoción y de trabajar con energías es entender que las palabras son percibidas como hechos para el universo. Cuando decimos que estamos enfermos y vivimos repitiendo que estamos enfermos, nos enfermamos.

Si por el contrario decimos que somos saludables y que nos da poca gripe, nos dan pocas enfermedades y que las pocas que nos dan nos duran poco y no suelen ser graves, seremos saludables.

Nuestra palabra es la medida de lo que nos pasa, pues la palabra es el primer paso para convertir un pensamiento en hecho. Eres dueño de lo que callas y esclavo de lo que dices. Una vez expresamos en voz alta un deseo o un miedo, el universo buscará la manera de que las señales y caminos hacia ellos, o en su contra, sean más visibles.

Puede parecer que al decir algo estás jugando, pero no es cierto, estás exponiendo lo que quieres, lo que te hace falta, estás expresando un deseo. La palabra es una energía muy fuerte, por eso es tan importante cuidar lo que hay detrás de ella.

Las segundas intenciones no las comprende el universo, para él tenemos que dar un mensaje claro, y, naturalmente, trabajar con las herramientas que el universo irá poniendo en nuestro camino.

Revisa tu vida, revisa tu historia, estudia tus deseos internos, lo que te hace feliz y te llena de emoción. Ahora decide qué quieres hacer con eso, establece deseos reales y dilos. Repítelos una y otra vez, en broma, en serio, no importa el tono, lo importante es que lo repitas.

Tanto repetir eso que aspiramos y deseamos nos obligará a trabajar por ello, de manera inconsciente. El universo se conecta con nosotros y empieza a poner oportunidades que parecen salidas de una película.

Comenzamos a vibrar en el nivel correcto poco a poco. Esta vibración nos conecta con el camino correcto, con las personas correctas y con las herramientas necesarias para obtener nuestros deseos.

Eso sí, tenemos que tener muy presente que entre cada trozo de camino suave, dulce y pavimentado encontraremos subidas y bajadas escabrosas. Tener un grupo de Pigmaliones para apoyarnos durante el proceso y aprender a sacar el mejor provecho de las situaciones difíciles hará del proceso de aprendizaje mucho más interesante.

Vivir en consciencia nos ayuda a expresarnos mejor y, en consecuencia, a comprender el mundo mucho mejor. Al hacer eso logramos conectarnos con la energía universal y con su trabajo. Sinceramente, esta es la mejor manera de vivir en libertad, entender que lo que las personas articulan es una demostración de ellos mismos, de su ambiente y de sus sentimientos.

Así que, recordemos, el trabajo hacia la consciencia es difícil y te asegura momentos dolorosos. Sin embargo, la recompensa es maravillosa y siempre vale el esfuerzo y la dedicación. Todo lo que hagamos de manera positiva tendrá su repercusión en el ambiente.

Desde mi vivencia te digo: yo me estoy forjando desde mis palabras y acciones, todo mi ser está encaminado hacia el éxito desde de mi corazón y mente. Sí, tengo momento de debilidad, tengo mis piedras y tropiezos, pero nunca dejo de creer en mí, y aquí esto, motivando a cientos de personas, y veo mi futuro brillante en pos del servicio a otros.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES