Porlamar
21 de septiembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Médicos y Sociedad Civil denuncian crisis del Hospital Luis Ortega
Los médicos y miembros de la sociedad civil se unieron para alzar su voz en contra de la grave situación que atraviesa el nosocomio porlamarense, además de toda la red de salud del estado Nueva Esparta que es crítica. Piden a las autoridades nacionales y regionales trabajar unidos para mejorar la situación en Margarita y Coche.
Mario Guillén Montero | @imathiox

Foto: JOSELIN CHACON - @joselinaymarch

Protesta por la situación actual del Hospital Luis Ortega. / Foto: JOSELIN CHACON - @joselinaymarch

5 Sep, 2019 | La situación del Hospital Luis Ortega de Porlamar ha generado la indignación de la comunidad neoespartana y de los gremios de la salud en la región insular. En horas de la mañana del miércoles 4 de septiembre en la entrada del nosocomio porlamarense se registró una protesta en la que la sociedad civil participó, aunque como siempre la convocatoria no fue masiva.

Poco antes de la protesta ciudadana, los médicos se agruparon en la sede del Colegio de Médicos para dar detalle de todo lo que viven a diario pacientes, familiares y personal en el Hospital Luis Ortega.

Franklin Cortez, presidente de la Asociación de Médicos Especialistas del HLO, comentó que todos los gremios están preocupados por el deterioro de la salud en el estado, sin respuesta de ninguna autoridad hospitalaria o regional.

“Hacemos un nuevo pronunciamiento, ya lo hicimos en 2017 cuando dijimos que el hospital debía cerrarse por que no había cómo mantener la atención de los pacientes. Ya no solo es que no hay medicamentos e insumos, sino que se suma la situación de la infraestructura del hospital, que no es posible ni para el personal que ahí labora, sino que también la atención al paciente es inadecuada. Esto se potencia por la diáspora por profesionales de la salud”.

Foto: JOSELIN CHACON - @joselinaymarch

Protesta por la situación actual del Hospital Luis Ortega. / Foto: JOSELIN CHACON - @joselinaymarch

Cortez dijo que la solución a la falla de personal es la incorporación de médicos egresados de escuelas desconocidas y la creación de postgrados quiméricos, que solo agravan la situación de riesgo.

Asimismo, dijo que el HLO no tiene aire acondicionado y áreas como el quirófano o la emergencia deben tener una temperatura de 18 grados con actividad, de lo contrario comienzan a proliferar bacterias y el riesgo de infección es enorme.

Acotó que en el HLO no hay agua y esta llega rara vez, por lo tanto la limpieza es limitada, sumado que no hay cloro o detergentes para asear los pisos.
Además, es constante la fuga de aguas negras en varios consultorios que además no tienen desagüe, sin olvidar los ratones y cucarachas. “Las paredes están roídas, las puertas rotas, entre otras cosas”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Bioanalistas de Nueva Esparta, Carmen Figueroa reseñó que en la actualidad están caídos de manos.
“Hoy vivimos una catástrofe. En bioanálisis la diáspora no ha dejado de ocuparnos porque cada día hay más bioanalistas que han dejado el país en busca de un mejor porvenir”.

Explicó que en el estado no hay ninguna institución pública donde se haga bacteriología, o un examen completo o control diario de laboratorio a ningún paciente.
“Los bioanalistas están atados de manos. No hay servicios de laboratorio en ningún hospital público que sirva. No hay respuesta para los pacientes. El servicio de bacteriología tiene dos años cerrado, lo que es fatal porque no hay control bacteriológico”.

Asimismo, Germán Rojas Loyola, secretario de Información y Difusión de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, relató que su reclamo va a la salud infantil en Nueva Esparta.

“Tenemos que dar el alerta de lo que venimos denunciando que es la vulneración del derecho a la salud de los niños”.
Resaltó que es un peligro no tener indicadores de salud desde hace años.

“Denunciamos ante el Ministerio Público y Defensoría del Pueblo en relación al silencio epidemiológico que hay en Nueva Esparta. No es posible que no sepamos de que mueren nuestros niños o cuántos han fallecido. Eso permitiría hacer diagnóstico y planificación de políticas que permitan resolver el problema en el estado. También denunciamos el deterioro de la atención de recién nacido enfermo”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES