Porlamar
24 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El barquito del sabor te lleva a comer Pa’ que Leo
El emprendimiento ofrece comida por encargo. Todos los fines de semana está
en el Mercado del Arte en La Asunción. Tiene un menú de postres y pasapalos.
Karelys Inciarte C. @kareinciarte

Leonardo Arria es un zuliano que adora Margarita. De su tierra trajo el nombre de su negocio, porque en Maracaibo y todo el territorio que bordea el lago zuliano, la gente no dice “Voy a comer donde..., exclama: “voy va pa’que...”.­

2 Ago, 2019 | A los no nacidos en Margarita les dicen “navega’os”, porque deben atravesar el mar para llegar a estas tierras. Leonardo Arria hace siete años navegó con su barquito del sabor lleno de tequeños y pasapalos zulianos invitando a propios y extraños a comer Pa’ que Leo.

Cocinero y repostero empírico, las artes culinarias lo han llevado a arraigarse en las tierras de la Virgen del Valle, a quien montó en su piragua acompañada de la Chinita, patrona de los zulianos.

En Margarita ofrece sus tequeños que tienen el plus de que son rellenos, además del clásico queso, de carne mechada, pollo, pescado, chocolate, tocineta y los nombrados “zulianísimo” que es una mezcla de carne, plátano y queso o el “margariteñísimo” que es queso, plátano y cuajao (pescado).

Qué hace a este emprendedor un negocio Hecho en Margarita: “Yo preparaba pasapalos tradicionales en Maracaibo, pero aquí ofrezco sabores únicos, diferentes o reinterpreto muchos platos autóctonos dulces y salados”, dice con orgullo el ganador del primer lugar en la Feria de la Lechosa.

“Soy el único tequeñero en la isla en tener un premio gastronómico y eso me llena de orgullo”. Su famosa creación consistió en una masa intervenida con cacao y relleno de dulce de lechosa y queso fresco. Un perfil de sabor único.

VARIADO COMO EN BOTICA

Leonardo Arria brinda además un abanico de opciones dulces y saladas que le dan sus 20 años de experiencia como cocinero.

Su comida tiene sazón casero como le gusta decir, pero además ofrece lo que promete: sus rellenos son generosos y no se desaparecen como una oferta engañosa.

Como buen maracucho también prepara los pastelitos. Uno de ellos, lo rellenó con pulpo y salsa napole. A este llamó pizziola marina y le valió la mención honorífica en la Feria del Pulpo. El que hizo con tripa e’ perla, en forma de pececito, también le dio una mención en feria de este bivalvo.

Pero ni hablar de su fosforera, con la que ganó el codiciado “Delantal Amarillo” entregado por Margarita Gastronómica en la ya tradicional Feria de la Fosforera.
“La hice con productos de bajo costo: arrechón, vaquita, tripa e’ perla, pepitonas y el fondo lo preparé con lisa, pescado muy consumido en mi tierra y algunos mariscos que me regaló mi padrino en los fogones Juan Millán”.

LA FAMILIA, LO PRIMERO

Su actividad económica siempre ha estado vinculada a la familia. Junto con su esposa Ylena Díaz, enseñó a sus hijos Isabella y David a amasar y saber hacer todas las preparaciones que se requieren para hacer un tequeño y “aunque la diáspora me robó a mi hijo de 19 años, él desarrolla este oficio en Chile, con mucho orgullo y constancia”.

Con siete certificaciones culinarias, Arria confía en su paladar para participar en las ferias. “La economía actual no deja mucho margen para hacer prácticas. Confío en mis conocimiento aunque claro, trato de mantener cierto perfil de sabor dependiendo del reto”.

Y esta convicción en su oficio lo llevó a alimentar su página de Instagram: @paqueleo.mgta con fotos de todas sus preparaciones. Esto lo ha transportado a evolucionar en lo que pronto serán sus tutoriales “Si yo lo hago, tú lo haces”, con los que pretende retratar un recetario venezolano de comida rápida.

Leo con su piragua asiste a La Asunción y a todas las ferias: “A mí gracias a Dios nunca me han tratado como un navega’o. Aquí me han acogido con los brazos abiertos, porque lo que hago es trabajar, no solo por mi familia, sino porque quiero a esta isla como si hubiera nacido en ella”.

MANDOCAS FRITAS

Uno de los platos tradicionales del recetario zuliano son las mandocas, preparación a base de harina de maíz, queso, papelón y plátano. Aunque es muy sencilla de elaborar, Leo regaló algunos tips para prepararlas en casa sin dificultad y con el mejor resultado:
­­­
Para hacerlas se requiere:
- Harina de maíz precocida
- Plátano maduro con concha negra
- Papelón rallado o hecho melaza (se puede cambiar por azúcar)
- Queso blanco rallado

Preparación:
Se vierte en un tazón la harina, como si fuese a preparar arepas
Ralle el queso blanco y el plátano e intégrelos a la harina. Éste le aportará humedad a la masa. Se agrega el papelón y una vez integrado todos los ingredientes se va echando poco a poco agua en cantidad necesaria para que la masa queda maleable.
Una vez integrados todos los ingredientes, se procede a amasar la preparación en forma de cilindros, que luego serán doblados uniendo las dos puntas, en forma de U cerrada o pretzel sencillo.
Se cocinan en una sartén con aceite hirviendo, siguiendo la misma técnica de la arepita frita. Cuando dore, está lista para ser consumida. Se puede acompañar con un trozo de queso y si es tipo palmita, mejor.

CONTACTO

A través de los números 0416-6987866 / 0424-8122940 o en su página de Instagram @paqueleo.mgta




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES