Porlamar
24 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Agricultura debe mantener equilibrio con el ambiente
La aparición de plagas es el principal temor del agricultor pero puede evitarlo con la
implementación de acciones preventivas sin llegar a la aplicación de agroquímicos.
Dany Fuentes González

Foto: JOSELIN CHACÓN @joselinaymarch

Agustín Marcano destacó la importancia de usar la protección adecuada al utilizar agroquímicos..png / Foto: JOSELIN CHACÓN @joselinaymarch

23 Jul, 2019 | El desequilibrio ambiental facilita la aparición de plagas y enfermedades en los cultivos, de allí la importancia de practicar una agricultura con enfoque agroecológico que mantenga un equilibrio con el medioambiente. Así lo explica la ingeniero agrónomo Cruz Marval, quien ofreció una charla sobre el tema en el Taller Buenas Prácticas Agrícolas que se imparte en Sol de Margarita.

Marval detalla que existen plagas claves que viven en un lugar pero controladas, las ocasionales que dependen del clima o la temporada, las potenciales que aparecen por uso excesivo de químicos y las migratorias que llegan desde otros zonas.

La aparición de las plagas está asociada al uso indiscriminado de agroquímicos, el monocultivo, eliminación de la vegetación silvestre, la mala nutrición de las plantas y la introducción de especies vegetales y semillas desde otras regiones.

“La meta no es eliminar los organismos dañinos sino controlarlos para que no causen perjuicios económicos”. En ese camino de ser eficientes en las prácticas agrícolas hay que mantener un monitoreo constante del área cultivada, sumando acciones que van a contribuir en preservar sano ese espacio.

Entre las recomendaciones que presenta se encuentran la siembra por cultivos asociados y la rotación de ellos, la buena selección de las semillas, así como la fertilización con materia orgánica, eliminación de las partes de las plantas afectadas por las plagas, la preparación adecuada del suelo evitando “enchumbarlos” y compactarlos.

También sugiere limpiar las herramientas, proteger los animales benéficos, sembrar plantas repelentes de insectos dañinos, conservar la vegetación silvestre, tener cuidado con el riesgo y sembrar en la época adecuada para el cultivo.

Otras opciones son utilizar métodos preventivos para que la plaga no se acerque a la superficie sembrada como desinfección del suelo con agua caliente, colocación de trampas de malla, riego simulando la lluvia y aplicación de humo, instalación de trampas amarillas, azules y blancas, así como trampas de luz colocando debajo un recipiente con agua y jabón azul.

UN MAL NECESARIO

Para el ingeniero Agustín Marcano, los químicos son un mal necesario cuya aplicación puede hacerse siguiendo estrictamente las recomendaciones del fabricante y con la implementación de las medidas de protección adecuadas para evitar consecuencias en el medioambiente y la salud del agricultor.

Esos productos se clasifican en insecticidas, herbicidas y fungicidas, y se encuentran en el mercado identificados además de su nombre con bandas de colores verde, azul, amarillo y rojo de acuerdo con su grado de toxicidad.
“El mal uso y manejo inadecuado de químicos llevó a la aparición excesiva de plagas y de superplagas”.

Marcano recomienda la manipulación de esas sustancias con guantes, mascarilla, botas y camisa manga larga sino tiene un traje especial de protección. Es importante no mezclar distintos productos, diluirlos en agua, aplicarlos lo antes posible tras su preparación y seguir al pie de la letra las recomendaciones del fabricante en cuanto a la dosis correcta.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES