Porlamar
9 de diciembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Esta risa no es de locos
Tengo la impresión que a la oposición oficial venezolana, está a punto de sucederle lo del año 2016, que por asumir varias “líneas” se les enredó el papagayo y lo perdió todo en el camino.
José Gregorio Rodríguez/ Jotaerre577@gmail.com

12 Jul, 2019 | En lo adelante para identificar a los sectores políticos venezolanos, no necesariamente mayoritarios, que lidera el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, los llamaremos oposición oficial. Son los que gozan del reconocimiento y mejor aún para ellos, del financiamiento, del gobierno de los EEUU y de sus aliados en el mundo.

Se ha convertido en un rasgo distintivo del discurso de Guaidó, el “tira y encoge”. Un día declara en una dirección, a las pocas horas lo hace en contravía. Por esta actuación, son más los seguidores que deja en el camino, que los que logra alistar.

Luego de afirmar en repetidas oportunidades que no dialogaría más con el gobierno del presidente constitucional Nicolás Maduro, decide enviar una representación oficial a Barbados. Intenta explicar su decisión, y se enreda en el intento: “Entiendo que tengan dudas, naturales, que pueden generar procesos como el de Oslo, procesos como la implementación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, incluso la calle, incluso el Grupo Internacional de Contacto".

No entiende que en política no se puede complacer a todo el mundo. Se toma una decisión y se defiende, porque se cree en su pertinencia, se está convencido que es la correcta. Desafortunadamente, este no es el caso del joven dirigente de Voluntad Popular...

Tengo la impresión que a la oposición oficial venezolana, está a punto de sucederle lo del año 2016, que por asumir varias “líneas” se les enredó el papagayo y lo perdió todo en el camino.

Para completar el entuerto, como en febrero del 2018 cuando el proceso de diálogo en República Dominicana, los estadounidenses declararon en contra del proceso de negociación que con la facilitación de Noruega, se realizó en la isla de Barbados y su vocación consular no les permite decidir con autonomía.

Al observar este lamentable espectáculo recuerdo las palabras del mexicano Federico Guzmán Rico: “En la deriva rápida de la historia unas décadas de atraso, una falta de reconocimiento del cambio de las circunstancias, lleva al enmohecimiento y al ridículo. Lo que antes eran prácticas y creencias llenas de vitalidad se convierten en rituales vacíos hablados en lenguaje muerto. Lo que nos evocaba horizontes al alcance de la mano, llenos de significado, pasa a ser una árida y deslucida expresión que solo produce incomodidad, falsa emoción o, directamente, risa. Y la risa será mayor en proporción a la enormidad de la tragedia y la épica que la antecede, porque esa es también una regla de la dialéctica”.

Este es el drama de la oposición oficial. Supongo que escucharán a Héctor Lavoe y se percatarán que es con ellos cuando canta y ¡dice!: “Esa risa no es de locos, se están riendo de mi”…




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES