Porlamar
17 de junio de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El cambio y la juventud universitaria
Soy profesor de una asignatura denominada “Problemas Sociales Contemporáneos” que tiene como objeto de estudio del hambre, la pobreza, la corrupción, las drogas, las guerras, la contaminación, el racismo y otros, asimismo aborda lo que significó el mundo bipolar, la Guerra Fría, los conflictos, las nuevas tecnologías y la globalización.
LUIS LONGART

10 Jun, 2019 | La semana pasada tuve una gran satisfacción con mis alumnos estudiantes de Comunicación Social de la Universidad de Margarita (Unimar). El Alma Mater del Caribe en convenio con la Universidad Santa Rosa de la capital de la República dio inicio a esa carrera en las aulas insulares.

Hasta ahora transcurre el segundo trimestre académico con resultados satisfactorios.

Soy profesor de una asignatura denominada “Problemas Sociales Contemporáneos” que tiene como objeto de estudio del hambre, la pobreza, la corrupción, las drogas, las guerras, la contaminación, el racismo y otros, asimismo aborda lo que significó el mundo bipolar, la Guerra Fría, los conflictos, las nuevas tecnologías y la globalización.

En este contexto en cada sesión de clase se discute un tema y los estudiantes participan exponiendo sus opiniones y posiciones en torno al mismo de conformidad con las lecturas y consultas que han realizado. Son jóvenes cuyas edades oscilan entre los 18 y 24 años y están cursando el primer trimestre de su carrera universitaria.

Me di cuenta que cada vez que exponían sus opiniones casi siempre aludían al problema venezolano y argumentaban sobre la necesidad de un cambio político que contribuya a mejorar las condiciones de vida de la población. Algunos se atrevían a plantear soluciones como la negociación o una intervención militar.

Decidí entonces promover un debate sobre el tema designando un ponente a favor de la negociación y otro ponente a favor de la intervención. Cada ponencia tendría 15 minutos de duración y luego intervendrían los demás alumnos expresando sus posiciones que coincidían o diferían de las ponencias presentadas.

Debo afirmar en honor a la verdad que estoy gratamente sorprendido de la calidad y profundidad de las ponencias y de la seriedad y responsabilidad de las participaciones, lo que revela el alto grado de interés de la juventud universitaria en la lucha por el cambio.

Puedo señalar algunas de las conclusiones básicas:

1) La juventud universitaria acompaña ferviente y militantemente el cambio político.

2) La juventud universitaria responsabiliza a Maduro y a su camarilla de la grave situación de emergencia humanitaria compleja que vivimos.

3) No hubo alumno alguno que respaldara la posición de Maduro y de su grupo.

4) Aunque algunos están de acuerdo con la negociación y otros con una intervención, todos concluyen en que los venezolanos por si solos no saldremos de la crisis, y por tanto se necesita apoyo y presión internacional de los países democráticos.

5) Los partidarios de una intervención, muestran dudas con los resultados de la misma en relación con la pérdida de vidas humanas y daños materiales que se producen con este tipo de eventos.

6) Al final, todos prefieren una solución pacífica y democrática, pero acusan a Maduro y a su camarilla de torpedear y bloquear esta salida.

En líneas generales, ha sido una experiencia muy útil que debe ser repetida en todas las aulas universitarias ya que demuestra que nuestra pujante juventud es bastión, fortaleza y esperanza del cambio político y ratifica a la Universidad como el centro de discusión y debate de todas las ideas de alto interés nacional y de su papel rector en el cambio y la transformación para la recuperación democrática, la reconstrucción y la paz.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES