Porlamar
19 de enero de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Playa de Pampatar huele a chocolate y azúcar
Rosi Cupcake es un emprendimiento a la orilla de la playa maneirense, en la Plaza de Armas frente al castillo. Allí una repostera brinda una variedad de sabores que retan a todas las dietas. Las tortas de chocolate, tres leches y marquesas son su especialidad.
Karelys Inciarte |@kareinciarte

Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

Emma Rosana Figuera en su mesa dispone de una variedad de postres, pero siempre está a la orden para hacer por encargo. Es maestra repostera, horneadora y decoradora. / Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

4 Jun, 2019 | Todos los fines de semana frente al castillo San Carlos Borromeo de Pampatar se corta una torta. Los invitados vienen desde todas partes de la isla, pero también es uno de los mejores y dulces recuerdos de los turistas que recorren la plaza de Armas de ese municipio y saborean los dulces de Rosi Cupcake.

Emma Rosana Figuera lleva cinco meses haciendo postres de todo tipo para llevar, pero la mayoría es devorada en el acto ¿por qué? Es una de las mejores pasteleras de la isla de Margarita y decidió atender el llamado de su corazón y comenzar su emprendimiento.
La asuntina, de 28 años, es caraqueña de nacimiento. “Me vine a Margarita cuando tenía un añito y me crié en La Asunción, por lo que me considero de aquí de la isla.

Su especialidad y la más buscada es la torta de chocolate, pero también se puede encontrar la de tres leches, piña, mora, guanábana y las marquesas.

La alegría de la feria
Con Maneiro Creativo, espacio donde los emprendedores pueden comercializar sus creaciones en ese municipio, Figuera le dio forma a sus sueños: tener un negocio propio donde pudiera hacer lo que más le gusta: la pastelería.

“Mi encuentro con la repostería no fue directo. Yo empecé de cajera en una panadería pastelería hace seis años. Pero poco a poco fui colaborando en la cocina y aprendí a hacer las mermeladas, los rellenos y la decoración”, cuenta.

Luego aprendió el arte del horneado, hacer mezclas y decorar. Eso la llevó por los principales negocios del ramo asentados en el territorio insular, hasta que la crisis económica de 2018 le hizo insostenible trabajar para terceros.

“Tenía mucho trabajo y poca paga. Y por fortuna un día me invitaron a visitar esta feria y me acerqué a la organización. Llevo seis meses instalada y la verdad me va muy bien y éste es mi único ingreso económico”.

Una mesa llena de sabor

Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

Rosi Cupcake. / Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

En el mundo, la repostería ha evolucionado de tal manera que incluso forma parte de la identidad cultural de muchos pueblos. Las tortas o pasteles son algo más que harinas endulzadas para festejar a la luna y Figuera lo sabe. “Yo trabajo la presentación, sé decorar postres” y es que al acercarse a su mesa, se puede escuchar “cómeme, cómeme”… sus postres hablan, porque lucen muy apetitosos.

Por supuesto, que los pequeños pasteles o cupcakes forman parte de la oferta, porque el puesto de esta emprendedora está preparado para consentir a todos los bolsillos: “hay varias presentaciones para que todo el que pase pueda llevarse algo de mi mesa”.
Como muchos emprendedores Rosi Cupcake comenzó vendiendo estos ponquecitos de nueva generación llamados cupcakes. “Me iba a la playa y también los vendía en mi casa. He ido creciendo y la oferta se ha ampliado”, relata con orgullo.

Y hasta su espacio llegan las autoridades locales, los vecinos de Maneiro y los turistas que coinciden todos los fines de semana en el sitio y buscan esa mesita bien dispuesta, limpia y con su mantel. “La idea es ir creciendo. Tener un local y dar a conocer los postres que preparo con tanto amor”.

Esas horas de dedicación pueden ser saboreadas: “ahora que soy una emprendedora me doy cuenta de que el trabajo es mucho más duro porque me toca ser mi propia jefa repostera y hasta contadora. Gracias a que cuento con la ayuda de mi esposo lo he logrado porque no es fácil emprender, pero cuando se hace con muchas ganas y amor todo se puede lograr”.

Cuando tuvo la idea, su papá fue el primero en darle su palmadita de apoyo. Ella se animó porque toda la familia colabora de forma activa. Hasta su pequeña hija de 5 años ya siente la pasión por el mundo repostero y todos los sábados desde las 4:00 hasta las 9:00 de la noche, la orilla de Pampatar huele a chocolate y azúcar y los visitantes lo agradecen.

En Instagram @Rosi.cupcake. También pueden contactarla por el 04123564723.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES