Porlamar
17 de junio de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Conociendo a Deepak Chopra
Uno de mis sueños siempre había sido ir a una de sus charlas y conocerlo, por lo que saber que vendría a Ámsterdam, me emocionó, y, sin pensarlo, decidí participar en dicho concurso.
Mónica Tietz monicatietzs@gmail.com

27 May, 2019 | Si en algo creo, eso es en la sincronicidad de la que Deepak Chopra habla en su libro Sincrodestino. Una vez que comprendemos que las coincidencias no son tal, y nos despertamos a la realidad, empezamos a tomar decisiones mucho más conscientes; por lo que podemos aprovechar la sincronicidad y el sincrodestino para elegir nuestro camino.

Foto: CORTESÍA

Monica Tietz y Deepak Chopra / Foto: CORTESÍA

El año pasado aprendí esta lección en carne propia. Deepak Chopra vendría a Amsterdam el 24 de mayo, día de mi cumpleaños. Para promocionar el evento estaban haciendo un concurso en el que el ganador recibía una entrada. La manera de participar era sumamente simple: debías responder por qué merecías una entrada para la conferencia de Deepak Chopra.

Uno de mis sueños siempre había sido ir a una de sus charlas y conocerlo, por lo que saber que vendría a Ámsterdam, me emocionó, y, sin pensarlo, decidí participar en dicho concurso. Llené mi formulario para entrar, y en él coloqué que yo creía en la sincronicidad, y confiaba en que no era una coincidencia que el evento se hiciera el día de mi cumpleaños, que era un regalo de la vida, y que yo me lo merecía. Así lo creía, muy dentro de mí, estaba convencida de ello.

Bueno, envié mi correspondencia y esperé, se lo entregué al universo y seguí con mis rutinas diarias. A los pocos días me llegó un correo electrónico, y, ¿adivinen?,¡me había ganado la entrada!Mi espíritu no estaba equivocado, mis deseos se alinearon. Decidí que ese año no celebraría con mi esposo, lo haría con mi propio ser y toda esa gente que iría a la charla a mover energía con Chopra.

La entrada solo era para ver la conferencia de Deepak, pero para conocerlo en persona había que comprar una entrada que lamentablemente no pude adquirir. Sin embargo, yo había decidido conocerlo, así que, una vez terminada la conferencia, me quedé con una chica, también coach, conversando mientras él aparecía.

Luego de muchas horas de espera, y de pensar en cómo conocer a Chopra, me acerqué hasta la puerta por donde entraban los grupos que sí habían logrado conseguir la entrada.

En lo que me acerco, me di cuenta que el joven que se encuentra en la entrada hablaba español, así que no dudé en decirle: “Sabes qué, tú me vas a dejar entrar. Porque hoy es mi cumpleaños y yo me gané la entrada para la conferencia. Tu regalo para mí, es dejarme pasar para conocerlo”.

El muchacho no opuso resistencia alguna a mi planteamiento, más bien me preguntó con quién iba y elegí compartir mi nuevo regalo de cumpleaños con la chica que había esperado conmigo y un grupo de personas que también estaban allí deseosos de conocer a Chopra. Fue una noche mágica, un regalo del universo y una muestra de cómo funciona la sincronicidad.

Lo más importante para poder sacar provecho a la sincronicidad es abrir los ojos a la realidad. Entender que las “casualidades” son parte del trabajo del universo para ayudarnos en nuestras decisiones, si no nos convencemos de ello, no funciona. Hay que estar, pues, atentos al entorno.

Una vez que comprendemos esto, podemos pasar a tomar decisiones más conscientes y simplificar el camino hacia nuestros objetivos y metas. Las señales están siempre ahí. En mi caso, mi sueño era conocer a Deepak Chopra y asistir a su evento, y el hecho de que coincidiera en una fecha tan importante para mí, me lo dijo todo. Sí, una señal clara de sincronicidad.

Ganarme esa entrada no fue un “golpe de suerte” fue el universo concediéndome ese regalo que yo decidí me merecía desde que elegí participar en el concurso. Cuando puedes reconocer la sincronicidad, puedes hacer las cosas con intención, por lo tanto: el éxito es más probable, es real, es inevitable y tuyo.

Sincrodestino

Sincrodestino es el décimo libro de Deepak Chopra. Fue publicado por primera vez en 1998, su nombre en inglés es , y es una excelente lectura para entender la sincronicidad y cómo aprovecharla.

En este libro aprendí, de mano de Deepak, sobre la fuerza que crea las coincidencias y cómo verlas a tiempo para poder sacar lo mejor de ellas, en plan de conseguir mis propias metas y objetivos, y deshacer las trabas y trampas del camino.

Cuando llegas a ese nivel de consciencia, no solamente entiendes mejor lo que pasa en tu entorno, sino que también comprendes mucho mejor tu propio ser, tu propio desarrollo. Aunque mantener ese nivel atención es complicado en un principio, y demora muchos años desarrollarlo, vale la pena hacer la tarea y entrenarse; poco a poco la práctica dará sus frutos.

Mientras más nos compenetramos con las fuerzas del universo y de la tierra, Pachamama, más podemos conectarnos con nosotros. Mientras mejor podemos comprender al ser ajeno, desarrollamos más empatía, que es lo que el mundo necesita ahora de nosotros para sanarse y sanarnos, comprensión y empatía.

Vivir en sincronía

Cuando descubrí lo que significaba vivir en sincronía, me sentí a gusto con el nivel consciencia y de atención que estaba desarrollando. El nivel de consciencia que te permite ver la sincronicidad con el mundo, es, definitivamente, algo liberador.

Y es que cuando logras abrirte de esa manera, te liberas, y los problemas que antes parecían enormes, ahora se ven pequeños. Nuestra mente se expande, por lo tanto, las soluciones, o las no soluciones, nos perturban menos, hasta hacerse insignificantes.

Vivir en sincronía, es una de las formas más liberadoras de vivir. Y poder haber visto con mis propios ojos y en mi propia alma y crecimiento, cómo funciona, ha sido uno de los regalos de cumpleaños más hermosos que he recibido.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES