Porlamar
25 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El mango representa una opción para generar ingresos y saciar el hambre en los insulares
La temporada de esta fruta se presenta en el mes de mayo, y es cuando aumenta la disponibilidad del producto en los mercados. Este año se observa cómo se ha desatado el número de vendedores informales con la venta, como alternativa de sobrevivencia económica.
Angélica Villarroel Butto|@angelicvillabut

Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

Los vendedores ofrecen el producto a Bs.S 1.000 por kilo más la ñapa. / Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

26 May, 2019 | El mango es un fruto tropical muy abundante en la región insular y su contenido tiene altos valores en nutrientes, ideales para la salud del ser humano.

La temporada de esta fruta se presenta en el mes de mayo, y es cuando aumenta la disponibilidad del producto en los mercados y otros sitios de venta en la localidad.
Este año en particular, se ha venido observando en las calles de la entidad, cómo se ha desatado el número de vendedores informales de mangos, como una alternativa para sobrevivir ante la situación económica del país.

Algunos de ellos disponen de espacios improvisados de madera para exhibir la mercancía, mientras que otros que solamente cuentan con sacos para colocar el fruto y tenderlos en medio de las calzadas de donde se ubican para exhibirlos.

Los vendedores aseguran que en la comercialización de este producto encontraron la forma más rápida de trabajar y hacer más dinero a diario, antes que colocarse a buscar trabajo de puerta en puerta, cuando están conscientes de que son muy pocas las empresas que están contratando personal debido a la crisis económica.

Alexander Valdez es un ejemplo de ello, él es albañil de profesión pero en vista de que quedó desempleado hace algún tiempo, “tuve que salir a la calle a vender mangos para no quedarme en la casa sin hacer nada, porque uno tiene hijos y tiene que dar la cara por ellos”.

Comentó que diariamente vende entre dos y dos sacos y medio de mango manzana, ofreciendo el kilo a Bs.S 1.000 con la ñapa incluida.

Por otra parte, Yalimar Sánchez, también vendedora, contó que un día de trabajo que pierdan “es un día que no comemos”.
Señaló que la mayor afluencia de clientes se presenta en horas del mediodía, “las personas llegan comprando mango para almorzar o merendar. Lo mucho que llevan son dos kilos de mango”.

Dijo que a su puesto han llegado personas que compran los mangos para sustituir los desayunos, almuerzos y cenas, debido a que no disponen de suficientes ingresos para abastecer las neveras de sus hogares.

Ella ofrece a los clientes dos variedades de mango, el manzano y el bocado, y los compradores tienen la opción de pagar en efectivo, pago móvil y punto de venta.
Según lo conversado con los vendedores, el precio del mango no varía tanto porque es un fruto que se consigue en abundancia en la región y no hay necesidad de traerlo de otras tierras venezolanas.

Además señalaron que para conseguir la mercancía deben comprarla por tobos o pedirlas a quienes cultiven esta especie de pulpa carnosa y dulce, de concha lisa, amarilla o roja, según la variedad.
Otra alternativa es visitar a las familias que cosechan el fruto en los patios de sus casas, para plantearle la situación y pedirles el apoyo para que les regalen el fruto.

TIPOS DE MANGO
El ingeniero agrónomo Ernesto Santaella, coordinador de la oficina de atención al campesino y campo soberano del Ministerio de Agricultura y Tierra (MAT), explicó que en el estado Nueva Esparta se dan cinco tipos de mango, que son el dudu, bocado, hilacha, criollo y manzano.

Indicó que en las zonas donde más abunda esta especie es el Valle del Espíritu Santo, municipio García; Fuentidueño, municipio Díaz; La Fuente y El Salado, municipio Antolín del Campo.

“De manera general en todos los sectores de la región conseguimos siempre un árbol de mango por presentar la isla condiciones climáticas ideales para la producción de este cultivo”, acotó.

Santaella sostuvo que las características que presenta el suelo en el estado, le han generado un sabor típico al mango en Margarita.
Certificó que la temporada de mango se da en el mes de mayo, pero que la época ha ido presentando cambios por el efecto invernadero, “pero ya a esta altura deberíamos tener mayor cantidad de mangos que la que teníamos actualmente”.

EN LA GASTRONOMÍA
Para nadie es un secreto que en estos tiempos difíciles que viven los venezolanos, el mango es una de las opciones que tienen muchas personas para saciar el hambre, pero no hay que olvidar que antes que llegara a catalogarse de esta forma, el mango ha tenido su uso en la elaboración de platos en la gastronomía venezolana.

Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica, reseñó que en la isla de Margarita se valora y se atesora el dulce elaborado a base de este fruto, como por ejemplo la jalea de mango, típica preparación de la zona de San Juan, municipio Díaz.

Escorcia destacó que en la dulcería o repostería neoespartana está basada en la conserva a base de azúcar o de papelón, y que “no es muy popular el uso de lácteos en nuestra dulcería por el hecho de las altas temperaturas en nuestro clima y además de la falta de refrigeración en los épocas pasadas”.

Mencionó que en la ciudad de Caracas está una cocinera venezolana de nombre Felicia, que prepara en su restaurante Hajillos, un delicioso arroz con mango, que “aunque se use de manera despectiva o revoltosa es un plato sabroso y muy curioso”.

HELADOS DE MANGO
Se han convertido en virales, no hay un sitio en la isla donde la gente se pare y que no vendan las populares “tetas de mango”. En el terminal de pasajeros de Porlamar es uno de los lugares donde hay gran número de vendedores que ofrecen estos helados “para matar el calor” de los usuarios que esperan largas horas en las respectivas paradas.
Los precios de las tetas varían entre 600, 700 y 800 bolívares en efectivo.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES