Porlamar
24 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Culto a la Patrona de Oriente como muestra de amor y fe es motivo de debate en la región
Los investigadores Luis García Müller, Petra Aguilera, Rafael Lunar y Luzmary García en representación de la Unimar y la Udone, lideraron un importante foro titulado “Culto a la Virgen del Valle: Símbolo imaginario de identidad del margariteño”, donde presentaron sus trabajos.
Angélica Villarroel Butto|@angelicvillabut

Foto: RUBÉN ALBERT @rubenalbert71

Los investigadores presentaron sus trabajos basados en la fe, amor y devoción del pueblo margariteño hacia la Virgen del Valle. / Foto: RUBÉN ALBERT @rubenalbert71

20 May, 2019 | Las religiones practican su propio culto y en la iglesia católica es considerado como un acto central para adorar a Dios y venerar a los santos y a la Virgen María, celebrado de forma solemne a través de la liturgia y por otra parte mediante las variadas prácticas y expresiones católicas de piedad popular.

En el oriente del país, exactamente en el estado Nueva Esparta, los católicos rinden culto de amor a la Virgen María nuestra Patrona de Oriente, durante todo el año y muy especialmente cada ocho de septiembre cuando se conmemora su gloriosa fecha de aparición.

Para debatir sobre la importancia de esta manifestación de fe, recientemente se desarrolló un foro titulado “Culto a la Virgen del Valle: Símbolo del imaginario de identidad del margariteño”, en la Sala de Conferencias II de la Universidad de Margarita (Unimar).

Este foro dirigido al público en general, contó con la participación de los ponentes Luis García Müller, Petra Aguilera, Rafael Lunar Leandro, y Luzmary García, profesionales en la investigación.

Para el expositor Luis García Müller, coordinador de la maestría de Historia Regional de Venezuela de la Unimar, el culto a la Virgen del Valle es como lo define Arturo Uslar Pietri, “sienten que viven con Dios como viven con el mar, son tan abiertos, acogedores y generosos como sus árboles, en el tesoro de nuestra Señora del Valle están los testimonios de aquella abierta alma colectiva, cada exvoto es el supremo mensaje de una vida humana, la existencia de los margariteños, su simple y hermosa historia está narrada allí en breves momentos, hay el tiburón de oro, hay unos brillos de oro, y la perla en forma de piel, en forma de brazo, narran los peligros, las esperanzas, y las angustias de la gente en la isla”.

Considera que el culto hacia la Virgen del Valle se da de una manera muy fuerte en los diferentes pueblos, regiones y sitios que conforman el oriente del país, y el resto de Venezuela.

“Es un culto muy generalizado, es una virgen muy querida y en Margarita la devoción es sumamente importante. Yo que no soy margariteño me he dado cuenta que en los espacios públicos, privados, hay una cuestión que no puede faltar y es una imagen de la Virgen del Valle, comparado con otros cultos, otras vírgenes de Venezuela, lo hace característico”, puntualizó García.

Por otro lado, Petra Aguilera, antropóloga y profesora de Patrimonio Cultural y Sociología del Turismo en la Universidad de Oriente Núcleo Nueva Esparta (Udone), participó con una disertación sobre “El pueblo Guaiquerí custodio, la Virgen del Valle convergencia de una tradición”, de lo que significa la Virgen del Valle en el pueblo de los guaiqueríes, basada en una vivencia desarrollada durante la realización de una investigación cuando asistió a la entronización de la Reina de los Mares en El Poblado el 31 de agosto del año 2016.

Señaló que la Virgen del Valle en el estado Nueva Esparta funciona como un elemento de unión entre los pueblos. Su contacto con ella representa “un momento mágico, de unión, fervor que tú vives, donde te da la sensación de que es posible que podamos caminar juntos sin darle espacio a nuestras diferencias para construir cosas positivas en común”, precisó.

Aguilera sostuvo que aunque haya diferencia en la forma cómo visten y rezan a la virgen, el misterio de María une a las personas de una manera indescriptible.
“Hay un sentimiento que nos une, y que nos llama a la reflexión de que si somos capaces en momentos como estos de conciliar nuestras diferencias para rendirle honores a la madre de Dios también lo podemos lograr para resolver muchas cosas que enfrentamos en la cotidianidad”, recalcó.

Mientras que Rafael Lunar Leandro, profesor titular y cronista de la Universidad de Oriente Núcleo Nueva Esparta (Udone), inclinó su ponencia hacia “La Iglesia y comunidad en el tránsito del siglo XIX y XX”, haciendo énfasis en el eje transversal que implica la religiosidad margariteña desde la época colonial hasta la creación de la Diócesis de Margarita y como eje puntual de investigación de ese tránsito a través de las pesquisas.

“El objetivo es resaltar ese papel vivido en la iglesia dentro de la comunidad, como apoyo, como un significativo valor para el progreso de nuestra tierra Margarita”, agregó Lunar Leandro.

En cuanto al culto a la Virgen del Valle, comentó que se ha mantenido y surge porque es un elemento identificador de todos los neoespartanos, “es como un faro que nos lleva a puerto seguro y se nos inculca desde pequeño”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES