Porlamar
2 de abril de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






José Elías “Chelías” Villarroel, el decano del galerón (+Video)
Con gran humildad comenta sobre su arte: “Dios me puso en la mente muchas décimas y el don de improvisar, y yo se lo regalé a mi gente".
Deysi Ramos

Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

Jose Elias Villarroel-Edición Aniversario- c1. / Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

7 May, 2019 | José Elías Villarroel, mejor conocido como “Chelías” es una leyenda viviente del galerón y de la música tradicional neoespartana en general. Es por así decirlo, el último testigo de antiguas glorias. Nació en la población de Los Millanes hace 95 años, en un ranchito, como recuerda. En la actualidad vive en Las Salinas de Juangriego, municipio Marcano, en una casita donde el paso del tiempo ha dejado su inexorable huella.

Hasta hace unos pocos meses Chelías se desplazaba apoyado en su bastón por los rincones de su hogar, sin embargo, una caída le ha dejado un susto que le impide caminar. Así que sus familiares lo movilizan en una -ya bastante- desvencijada silla de ruedas. También pasa parte del día acostado en una camita colocada en la sala de su casa, para que la brisa lo refresque.

Sin embargo, la mirada pícara y la chispa insular continúan presentes en él, a pesar de que el cuerpo ya no responda como en sus años mozos.

Una de sus 18 hijos nos sirve de “traductora”, porque habla a unos decibeles ya casi imperceptibles para quien no está acostumbrado. Aunque hay momentos en los que se hace escuchar con total nitidez como cuando dice con orgullo “el mejor improvisador era yo. Si yo no estaba, ese galerón andaba mal. Yo era el rey en eso”. Más adelante comenta que aunque el galerón es improvisado “hay que pensarlo y muy bien”, recalca.

También recuerda con especial ilusión y picardía que cuando cantaba “muchas muchachas se acercaban” y “Ñolión siempre acostumbraba…” dice –entre risas- entonando una de sus canciones.

Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

Jose Elias Villarroel -Edición Aniversario-c2 / Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

Un sonoro “¡carajo!”, hace que eleve de nuevo la voz cuando le preguntamos por los lugares a dónde llevó el galerón insular. En alusión a que recorrió toda Venezuela como estandarte del folclor neoespartano.

Su mensaje es a “seguir enseñando por sobre todas las cosas la rima y el galerón. Que los muchachos aprendan a improvisar. Que todos vengan a conocer nuestra cultura, hay que dar a conocer la cultura margariteña”.

Con gran humildad comenta sobre su arte: “Dios me puso en la mente muchas décimas y el don de improvisar, y yo se lo regalé a mi gente. Eso es lo que significa para mí ser un patrimonio de mi bella isla”.

Como si se hubiese sumergido en un bucle del tiempo, recordando sus famosas tandas de galerón, al despedirnos nos dijo nuevamente: “En los velorios de la Cruz de Mayo yo no perdía nunca. La pelea era grande, dura. Se contrapunteaba bastante fuerte. Hacer una décima no es cosa fácil. Y yo siempre ganaba”.

Para los familiares de este Patrimonio Viviente del estado Nueva Esparta sería de gran ayuda si las instituciones públicas o privadas les colaboran con pañales y una silla de ruedas.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES