Porlamar
24 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Cámara, teclado, acción
Hacen política para las cámaras de TV y las redes sociales. Se lanzan otra vez por el atajo de la aventura y desde la jurídicamente incompetente Asamblea Nacional.
José Gregorio Rodríguez/ jotaerre577@gmail.com

11 Ene, 2019 | Un nuevo capítulo para el “Manual de las Equivocaciones Políticas” el cual resumimos en un saga de ocho entregas de la Nasa Margariteña publicadas por el Sol de Margarita entre el 17 de agosto y el 4 de octubre del año pasado, comenzamos a escribir a partir del 10 de enero del 2019. Reinciden en una conducta política que los ha conducido de “derrota en derrota” los últimos 20 años, excepción hecha de las elecciones parlamentarias de diciembre del 2015.

Nuevamente subestiman al presidente Nicolás Maduro, al pueblo de Venezuela y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y desestiman el respaldo que la mayoría de los países reunidos en la Organización de las Naciones Unidas, le brindan al gobierno del presidente Maduro y el reconocimiento que manifiestan a su nuevo periodo presidencial.

Hacen política para las cámaras de TV y las redes sociales. Se lanzan otra vez por el atajo de la aventura y desde la jurídicamente incompetente Asamblea Nacional, promueven la aprobación de una “Ley del Estatuto que rige la Transición a la democracia y el Restablecimiento de la Vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, para dirigir un fantasioso proceso que sólo existe en los ejercicios de política ficción con los que se distraen los directivos opositores venezolanos.

Le entregan el liderazgo del sector opositor a un inexperto militante que llegó a la presidencia de la Asamblea Nacional por un arreglo político y porque sus conmilitones de Voluntad Popular quedaron “fuera de juego”. La ausencia de imaginación y la subordinación absoluta de los capitostes del radicalismo opositor a intereses foráneos, hacían presumir este comportamiento.

Llegaron al extremo de respaldar el comunicado del Grupo de Lima del pasado 4 de enero, en cuyo noveno punto se hace entrega de una Zona Económica Exclusiva de nuestro país a la República Cooperativa de Guyana, en clara conducta de traición a la patria.

Lo que no tiene excusa alguna es la actitud de Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, cuyos principales dirigentes saben perfectamente que el famoso estatuto para la transición y la pretendida invasión de fuerzas militares extranjeras no son más que fantasías de quienes anhelan que otros hagan el trabajo que no pudieron culminar con éxito.

Lo cierto, es que Nicolás Maduro se juramentó este 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia y con absoluta legalidad constitucional y legitimidad democrática ejercerá la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela en el periodo comprendido entre el año 2019 y el 2025.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES