Porlamar
26 de mayo de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Formación de valores alienta la armoniosa convivencia
Conductas que precisan ser corregidas y retomadas en el fortalecimiento de valores,
para un cambio de enfoque en las generaciones de la sociedad neoespartana.
Martha León | @LeonMartik

Foto:Cortesía

El núcleo familiar tiene la tarea de formar a los pequeñitos y rescatar los valores que transformen la perspectiva y visión de las nuevas generaciones. / Foto:Cortesía

8 Ene, 2019 | Valor es una actitud o norma de conducta que posee alguien, y que le permite cumplir con el comportamiento correcto o adecuado en la sociedad.

En la actualidad existe una gran preocupación, porque en las nuevas generaciones se evidencia a gran escala la pérdida de conductas que permitan el adecuado comportamiento entre sí, es por eso que en esta edición conoceremos por parte de los pequeños, cuales son los valores más importantes que le enseña en casa y la escuela.

La pequeña Sofía Veitia Almeida de 10 años indicó que en su casa y escuela los valores que le enseñan son compartir, la amabilidad, aceptación, a respetar, amar, ser humilde y obediente a los demás.

A su vez dijo que un valor es algo que debemos hacer y cumplir, porque con ello podemos lograr muchas cosas y ser sociables.

Sofía Hernández de 11 años expresó que los valores más importantes que le enseñan son la honestidad, el amor, la amistad, a compartir, a comprender, respetar a cada quien y ser amable con los demás. Pero considera que en algunas casas no enseñan los valores y a su juicio muchos niños puede ser que los pierden, cuando van en el camino.

Yosleidy Noriega de 16 años precisó, que le enseñan el respeto, la responsabilidad y la puntualidad, pero creo que se han perdido en este tiempo porque no se cumplen y no hay respeto en la calle, es muy fácil engañar, irrespetar a veces somos muy egoístas.
Asimismo Lucía Mendoza de 11 años manifestó que un valor es algo que le enseñan y debe reforzarlo en su vida practicándolo para ser una buena persona.

Refirió que en su casa y la escuela le han enseñado el amor, la amistad, puntualidad, la justicia y el respeto, pero cree que en algunas personas y jóvenes se ha perdido por la tecnología, sin embargo hay quienes los practican, se comportan bien y son mejores personas ayudando a los demás.

Sofía Mendoza de 9 años acotó que le han enseñado a respetar a la gente mayor, no portarse mal, ser educado. “Me han enseñado modales y a ser obediente”.

Juan Francisco Rosales pronunció que los valores aprende son que debe compartir y tener humildad. A su vez dijo que cree que los valores se van perdiendo por el ambiente conflictivo, la envidia y el estrés.

Explicó que en su casa le han enseñado respeto, humildad, compartir con todas las personas, siendo solidario, ofreciendo siempre ayuda sin esperar nada a cambio.

Por su parte su hermano Ezequiel Rosales de 12 años señaló que le han enseñado en su hogar y escuela respeto, a ser honesto, a hacer deberes en casa, ayudar a los demás y a su mamá colaborando en casa.

Recalcó que es importante que en la sociedad se mantenga el respeto, se debe ser bien portado, hablar bien, manteniendo la formalidad, la humildad, siendo honesto, cumpliendo con las reglas básicas que permita brillar en su futuro.

De igual forma Ziolly Quintero y los padres de los pequeños encuestados consideraron que es necesario hablar más con los niños y jóvenes, enseñarles que cada día deben aprender más, respetando a los demás, porque al parecer ahora tienen otra mentalidad.

Subrayaron que se hace necesario mantener la humildad y una buena actitud o conducta basada en el amor y el respeto como esos principios que se debe cultivar en la enseñanza de los hijos, porque se ha perdido el respeto a los mayores, a los padres y hay mucha vanidad.

Rosana Villarroel madre de Ezequiel y Juan Francisco resaltó, que el amor es el principal valor que se debe enseñar, no se puede implementar en el joven o niño solo el respeto en la vida, porque el respeto, con miedo tampoco es correcto.

“Se debe como padres buscar el tiempo de formar y multiplicar en nuestros hijos el amor y respeto como esa ecuación perfecta, de donde parte todo y que como padres formamos con el ejemplo”, acotó.

Debe haber un contínuo trabajo por recobrar el valor de la familia, el sentido de pertenencia y cada uno de esos valores que garantizan en el desarrollo social del niño y adolescente en una formación que luego será apreciada en el entorno que se encuentre, por la conducta, la actitud y los buenos modales, reflejo de una instrucción o enseñanza que germina como una pequeña semilla en el hogar, y que luego es cuidada y fortalecida en plantel educativo, para dar garantía de la formación de una generación de relevo que crece con buenas actitudes, conductas y principios.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES