Porlamar
20 de enero de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La Isla de Margarita promete longevidad
Ofrece espiritualidad, ambiente familiar y la estructura climática y social para tener una buena calidad de vida y una honrosa vejez.La mentalidad de quienes envejecen hoy ha cambiado. Adultos mayores pierden el miedo a la tecnología.
Mariela Contramaestre

Foto: ARCHIVO

La doctora Anassim Cordero, se pronuncia a favor de una vejez satisfactoria en la Isla. / Foto: ARCHIVO

21 Dic, 2018 | La Isla de Margarita es tan generosa que también regala esperanza de una larga y saludable vida. Residir en esta tierra es una apuesta ganada por buena calidad de vida, especialmente durante el período de envejecer.

Aunque la mortalidad no discrimina entre ricos y pobres, sin embargo, la disponibilidad de una pensión (por muy modesta que sea), y habitar en ambientes menos urbanos podría incidir positivamente en un mejor estilo de vida y en una menor incidencia de la depresión, entre otras patologías, después de los 65 años.

Para confirmar estos conceptos, consultamos con la doctora Anassim Cordero, Gerontóloga y Geriatra, margariteña, quien luego de realizar amplios estudios de postgrado en otras tierras, optó por residenciarse en la isla que la vio nacer y ejercer en estas especialidades que evidentemente le apasionan y que son contados los profesionales en esta región.

- Si analizamos la Isla desde la Gerontología Ambiental, no hay duda de que es un destino apropiado para la vejez. Su geografía, el ambiente, el clima, son ideales, porque está demostrado que un ambiente rural es más amigable para un anciano que un ambiente urbano. Aunque la vida en ciudad tal vez pueda ofrecer mejor acceso a los servicios y a las medicinas, estas “comodidades” ya pasan a un segundo plano cuando se trata de conseguir tranquilidad-opina la especialista-.

-Margarita ofrece espiritualidad, el ambiente familiar y la estructura climática y social para tener buena calidad de vida y una buena vejez. La espiritualidad es lo que busca el adulto mayor, que ya hizo profesión, ya tuvo hijos, y en lo que anda es en la búsqueda de estar bien consigo mismo y estar bien con el ambiente que retribuye con paz y tranquilidad, porque ya no tiene la perturbación de hacer dinero, pero si puede soñar, que es una gran motivación y hasta enamorarse de nuevo.

-En la Isla ha surgido una ola de emprendedores, adultos mayores, que los hemos visto en la Universidad de Sigo y en los eventos de Margarita Gastronómica, formándose en nuevas profesiones y oficios y abriéndose camino en negocios diferentes. Esto genera independencia económica y alianzas con grupos y nuevas amistades-apunta la doctora Anassim Cordero.
-El ambiente social del adulto mayor, a partir de los 60 años, ha cambiado muchísimo y ésto lo vemos en la isla, donde en todos los eventos públicos, culturales, gastronómicos, religiosos, etc... se observa la presencia de personas mayores. También ha incorporado la tecnología a su vida: como muchos hijos se han ido con el tema de la diáspora, los abuelos han aprendido a manejarse vía Internet, a través de las redes sociales, mediante el uso de la computadora, del teléfono móvil, el cajero automático, a la hora de cobrar la pensión, hacer compras y recibir remesas. Ya no tienes al hijo o al nieto que va por mí al banco, a cobrar la pensión, ya no tengo al muchachito que me auxilie y al hijo que me de el apoyo económico.
-La mentalidad del que está envejeciendo no es la misma de antes: no es el anciano que se queda sentadito, es el ser humano que quiere estar operativo, tener su independencia física e intelectual. Y muy importante, la independencia psicológica o cognitiva, conservando recursos de memoria y habilidades para aprender y desarrollar otras destrezas para poder seguir siendo activo.
Todas estas recomendaciones de la doctora Cordero, van paralelas al cuidado de la salud a través de la actitud y la sana alimentación: ver qué como y cómo me muevo. Lo peor es el aislamiento.
-¿En qué etapa de la vida hay que comenzar a prepararse para la vejez?
- Desde que somos niños. Hay que aprender que se debe envejecer de la mejor manera. A los 50 años, por ejemplo, es ideal hacer cambios, especialmente para el que viene arrastrando borracheras, malos hábitos alimenticios, porque comienzan a aparecer la diabetes, infartos, problemas de próstata y eventos de cualquier índole.
“La salud del anciano está, tanto en el plato, como en la suela del zapato. Hay que moverse”, advierte la especialista.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES