Porlamar
16 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 23°C






Pare de sufrir
Por ahora nos luce como el disparo al aire de la bengala del navegante que perdió la brújula y el afecto del pueblo, el anuncio de Alfredo Díaz decretando el 10 de noviembre como “Día de Júbilo Regional del Evangelio”.
José Gregorio Rodríguez / jotaerre577@gmail.com

15 Nov, 2018 | Mucho se ha dicho sobre el apoyo electoral de sectores evangélicos a las candidaturas de Donald Trump en EEUU y de Jair Bolsonaro en Brasil, un respaldo que en el caso del presidente electo brasileño fue determinante para alzarse con la victoria el 28 de octubre pasado.

Son pocas las investigaciones que se conocen sobre el impacto de la partidización de las iglesias en la política latinoamericana y mucho menos sobre la nada ética conducta de buena parte de los jerarcas de las congregaciones religiosas en nuestro país, quienes observan una actitud que colisiona con el difundido principio de que las confesiones deben estar por encima de las opciones políticas porque se dirigen a toda la sociedad en el plano espiritual y de los principios.

En el caso venezolano la iglesia católica desde el golpe de estado en contra del presidente Hugo Chávez en abril de año 2002, viene observando una inocultable afinidad con los sectores adversos a los legítimos gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Comportamiento se mantiene en el tiempo y se evidencia en el contenido de las reiteradas declaraciones de la Conferencia Episcopal. Sobre el particular, el sacerdote argentino Gustavo Irrazábal, profesor de Teología Moral y autor del libro Doctrina Social de la Iglesia y Ética Política: Manual de iniciación, sostiene que “no solo el clero no debe partidizarse sino ni siquiera mínimamente aparentarlo”.

En lo que respecta a las iglesias iberoamericanas agrupadas en la Alianza Evangélica Latina, una de sus principales orientaciones sugiere a sus seguidores “ser responsables en el ejercicio cívico donde los cristianos evangélicos tienen la libertad de emitir su voto en función de la plataforma política con la cual se identifiquen, pero teniendo en cuenta que los candidatos que aspiran a ocupar lugares de gobierno se comprometan con valores que profesamos como la defensa de las dos vidas, la familia, la verdad, la justicia, la libertad religiosa y de conciencia, y un modelo económico que disminuya la pobreza”. Este postulado deja la “puerta abierta” para que los nombres de esos candidatos sean insinuados por los pastores de esos cultos, después de “negociaciones” con los jefes de los partidos y con los aspirantes que decidan apoyar.

La verdad este es un tema que merece un examen más amplio y riguroso. Por ahora nos luce como el disparo al aire de la bengala del navegante que perdió la brújula y el afecto del pueblo, el anuncio de Alfredo Díaz decretando el 10 de noviembre como “Día de Júbilo Regional del Evangelio”.

Señor gobernador ¡Pare de sufrir!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES