Porlamar
14 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Nueva Esparta Hong Kong
Muchos margariteños, -especialmente margariteños renacidos- que han conocido otras culturas y otros procesos históricos (el propio Francisco, por ejemplo) han comenzado a comentar, medio en serio, medio en broma, sobre la pertinencia de la independencia de Nueva Esparta.
Manuel Narváez /narvaezchacon@gmail.com

7 Nov, 2018 | El argumento básico alrededor del cual Francisco Suniaga teje la trama de su novela Esta Gente, es la conjura de un grupo de margariteños para independizar a nuestra Isla de la Venezuela continental. Para lograr su objetivo el movimiento secesionista esgrime un supuesto vicio legal según el cual, Manuel Plácido Maneiro habría sido desautorizado para el momento en el que rubrica el Acta de la Declaración de la Independencia de Venezuela en representación de la Provincia de Margarita.
El argumento de Francisco, es producto puro de su fértil imaginación. No es cierto que Maneiro fue desautorizado; tampoco lo es que en Margarita hayan existido sentimientos, ni mucho menos movimientos, separatistas. Venezuela nació desde Margarita: Caracas fue fundada por el margariteño Francisco Fajardo; la ganadería que pasta en los llanos se aclimató al trópico en el valle de San Juan Bautista; la conformación de la unidad nacional no nace en 1777 con la creación de la Capitanía General, ni siquiera el 5 de julio 1811, sino el 6 de mayo de 1816 cuando en Santa Ana del Norte Bolívar y Mariño, por la vía de los hechos, unifican a la República; dentro de los más importantes héroes de la Guerra de Independencia descuellan dos margariteños; y más recientemente, en el siglo pasado, los pueblos del petróleo en Anzoátegui, Falcón y la costa Oriental del Lago, fueron fundados por margariteños.
Para explicar este planteamiento con un tema de actualidad, podemos entender que los catalanes quieran independizarse de España, pero sería inverosímil que un castellano militara en movimientos separatistas. España nació desde Castilla; de igual manera, salvando las formas, Venezuela nació desde Margarita.
Sin embargo, el libro de Francisco ha causado impacto. Su fake story sobre Maneiro se está convirtiendo en un historical fake: muchos de quienes leyeron Esta Gente creen que de verdad Maneiro firmó sin estar autorizado. También muchos margariteños, -especialmente margariteños renacidos- que han conocido otras culturas y otros procesos históricos (el propio Francisco, por ejemplo) han comenzado a comentar, medio en serio, medio en broma, sobre la pertinencia de la independencia de Nueva Esparta.
Creo que este tema cobrará importancia en los próximos meses. Visto el monumental fracaso de la revolución chapucera (“improvisamos y erramos”, es su lema) al intentar aplicar el modelo cubano, ahora no ven sino con la mirada rasgada de los ojos asiáticos. Es probable que los camaradas chinos los hayan convencido de abandonar las ideas colectivistas y estatistas, para dar paso al libre mercado sobre el que funciona el capitalismo. Eso sí, gradualmente y manteniendo el monopolio autoritario del poder por parte de una enchufadísima nomenklatura.
La fórmula acuñada por Deng Xiao Ping fue “Un país, dos sistemas”; bajo esa directriz fueron decretando zonas especiales, una de las primeras: la región insular de Hong Kong. Es probable entonces, que veamos a Nueva Esparta separada de Venezuela con un régimen de libertad cambiaria y de precios, en el cual los empresarios ya no son “enemigos del pueblo y de la clase obrera”, sino socios para producir riqueza; porque ahora, siguiendo al camarada Deng y contrariamente a lo que afirmaba el comandante eterno, “Ser rico es glorioso”. Surgirá entonces la pregunta ¿si somos independientes económicamente, por qué no políticamente?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES