Porlamar
14 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Dirige tu mirada hacia Dios
Cuando se juntaron las células masculina y femenina, no había cabeza, pero la vida había empezado, no había mente, pero la vida había empezado, la cabeza llego después pero tu ser ya existía. Donde está tu ser? está en todas parte, en todo el universo.
Julio Machillanda julionuevaera@hotmail.com

4 Nov, 2018 | Como regresara a la fuente divina?. Lo primero es comprender como nos fuimos alejando de la fuente, de lo natural, una vez que comprendamos este proceso, muchas cosas cambian inmediatamente. La comprensión misma se convierte en transformación.

El hombre nace como una unidad. No es mente y cuerpo separados.

El proceso mismo de la sociedad da comienzo a la división, por lo que comenzamos a identificarnos con la mente y no con el cuerpo. El pensamiento se convierte en tu centro, y el proceso del pensamiento es solo la periferia. No es el centro porque podemos existir sin pensar. Una vez existimos sin pensamiento, el pensamiento no es necesario para existir. Si entramos en profunda meditación existiremos sin pensamiento, sin embargo continuamente nos están enseñando que somos mente. La mente se vuelve el amo y el cuerpo el esclavo, y seguimos luchando en contra del cuerpo. Esto crea una fisura y esta fisura es el problema. Toda neurosis toda ansiedad, nace de esta fisura.

Dios esta enraizado en tu cuerpo y tu cuerpo no está separado de la existencia. Forma parte de ella. Tu cuerpo es todo el universo. No es algo limitado, finito.

Cuando se juntaron las células masculina y femenina, no había cabeza, pero la vida había empezado, no había mente, pero la vida había empezado, la cabeza llego después pero tu ser ya existía. Donde está tu ser? está en todas parte, en todo el universo.

Para ver a Dios tienes que dejar la mente, porque si no dios se convierte en una palabra, el amor se convierte en una palabra y no en un sentir.

Estamos viviendo, pero no estamos conscientes de que existimos o de que estamos viviendo. Eres consciente de todo lo que te rodea pero no eres consciente de ti mismo, porque tu mente puede reflejar todo pero no te puede reflejar a ti.

Tu ser está detrás de la mente, y la mente solo puede reflejar lo que está delante de ella.

Mientras hagas algo se consciente de ti y entonces veras a dios.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES