Porlamar
13 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Organopónico se mantiene a duras penas
Este proyecto busca que los vecinos de Vista Bella y las comunidades aledañas puedan adquirir productos agrícolas a bajos precios. Quienes lo atienden desde hace unos siete años hacen un gran esfuerzo en mantenerlo, sobre todo por la escasez de agua y la inseguridad en la zona.
Mario Guillén Montero | @imathiox

Foto: LIZAINA REAL

Son pocos los vecinos que se involucran en este trabajo en el organopónico de Vista Bella. / Foto: LIZAINA REAL

4 Oct, 2018 | Biterminia González decidió asumir una tarea complicada, pero que con amor ha logrado sobrellevarla. El organopónico de Vista Bella es un proyecto que nació hace poco más de una década con el fin de cultivar productos agrícolas que fueran vendidos a la comunidad a bajos precios. Esa premisa se mantiene aunque no en las cantidades deseadas por una serie de factores.

Fue en 2007 cuando se comenzó a trabajar este proyecto y tres años después se materializó. González cuenta que los encargados de este espacio estaban muy entusiasmados, pero al parecer el encanto les duró muy poco pues en noviembre de 2011 el proyecto ya había sido abandonado.

En ese momento decidió recuperar este espacio que estaba lleno de monte. Esta labor fue titánica para ella sola pero familiares y vecinos de la comunidad decidieron echarle una mano en la limpieza del espacio.

En poco tiempo logró reactivar el área y empezó a sembrar una variedad de rubros alimenticios como berenjena, ajonjolí, maní, tomate, berenjena, patilla, cibulet, topochos y hasta uvas.

Foto: LIZAINA REAL

En este espacio tiene berenjenas, tomates y maíz, entre otros rubros. / Foto: LIZAINA REAL

González dijo que llegar a ver los frutos ha sido complicado en los últimos meses debido a la inseguridad en la zona. Afirma que cuando las matas de topocho tienen listos los racimos los amigos de lo ajeno se saltan la baranda y se los llevan, lo mismo pasa con las berenjenas.

“A veces no tienen el tamaño indicado y aún así se las llevan. No dan tiempo de nada. Antes se metían de noche, ahora salimos al mediodía y cuando regresamos ya han arrasado. Lo peor es que nadie ve nada nunca”.

Cuenta con la ayuda de su padre, Rondulfo González y sus vecinos Mercedes, Raiza, Nancy y Cándido, quienes han colaborado con la siembra y mantenimiento. Para ella las puertas de este espacio están abiertas para todo el que quiera ir a sembrar.

Comentó que un día un grupo de niños se acercó a la cerca y pidieron limones. “Yo les pregunté para qué los querían y me dijeron que para comer pescado, con gusto se los di. Aproveché y les dije que si querían aprender sobre siembra y me contestaron que sí. Les dije, bueno, vayan a comer y pidan permiso a sus padres para que vengan a aprender. Al día siguiente llegó uno de ellos, se llama Yoni y le deje un espacio para que sembrara”.

Yoni Montoya, de 12 años y residente del sector Los Delfines, aprovechó las vacaciones escolares para aprender sobre la siembra.

“Estoy aprendiendo a sembrar. Me gusta mucho esto. Cada fruto tiene su técnica. Mis amigos no se unieron porque les parece aburrido pero a mí me encanta”.
El jovencito tiene su propio huerto de ajo chino, maní, berenjena y tomate. Ya cosechó sus primeros frutos, los cuales llevó a su casa para que su mamá prepare el almuerzo.

PROBLEMAS

Uno de los mayores problemas que tienen en el organopónico de Vista Bella es la falta de agua.

“El agua llega cada 15 días, pero este ciclo se ha tardado mucho más. Tenemos un tanque de 36 mil litros pero no da abasto. No tenemos una producción grande por eso, porque se nos marchitaría todo”.

El hidroneumático con el que contaban fue robado hace unos meses pero esto no fue motivo para detener el trabajo. González lleva y trae la bomba de agua de su casa todos los días para que los cultivos sigan adelante.

“Es lamentable la inseguridad acá. Hemos hablado con la policía en varias oportunidades y nos han dicho que van a hacer patrullajes en la zona, pero queda en promesas, nada de eso se cumple”.

PROYECTO

En el organopónico de Vista Bella tienen un proyecto de armar una farmacia botánica con un pequeño huerto que tienen con varias especies. “Raiza ha hecho varias cosas con nuestras plantas, como champú y jabón”, dijo.

Foto: LIZAINA REAL

Yoni montoya en la Huerta Botanica Vista Bella / Foto: LIZAINA REAL

APOYO

Biterminia González y el grupo de personas que colaboran con ella en el Organopónico de Vista Bella, piden a las autoridades competentes ayuda para seguir trabajando en este espacio de agricultura urbana.

“Hemos recibido visitas del Ciara y el Insai, pero hace tiempo no vienen. Acá hay gente con ganas de trabajar por la comunidad”.

"No sabía nada de siembra cuando llegué, ahora sé cómo se cosechan varios rubros. Todos los días vengo a atender mi siembra y ayudar en todo lo que pueda a la señora Biterminia”. Yoni Montoya.

"Mucha gente me pregunta por qué me quedo acá trabajando. Les respondo que me gusta la siembra y es injusto que un proyecto tan bonito se pierda por la indiferencia”. Biterminia González.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES