Porlamar
22 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Intromisión cubana
En carta abierta al embajador cubano, el Dr. Mucci denuncia la vulgar y grotesca intromisión cubana en nuestros asuntos Internos y le recuerda al diplomático que “es de ética elemental el que un embajador no se inmiscuya en los asuntos internos del país que lo acoge como huésped.”
Luis Longart Guerra

4 Sep, 2018 | La pasada semana Maduro presidió un acto de graduación de los llamados médicos integrales comunitarios.(Mic).En ese evento con la presencia del embajador cubano hubo agresiones injustificadas contra los médicos venezolanos.

Tal hecho produjo una digna respuesta del Dr. Rafael Mucci Mendoza, médico de la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

¿Quién es el Dr. Mucci Mendoza?

Nacido en Valencia en Mayo de 1938, cuenta con 80 años de edad. Egresado como médico cirujano de la UCV, es especialista en Medicina Interna, Oftalmología y Neurología, con una experiencia de más de 50 años en el Hospital Vargas donde aún presta servicios como profesor universitario de pre y postgrado en la “Casa que vence las sombras”. Es además Individuo de Número de la Academia Nacional de la Medicina.

Es especialista en Neuroftalmología que cursó en la Universidad de California, Estados Unidos y durante varios años escribió una columna para el Diario “El Universal”, hasta que fue separado por razones políticas.

En carta abierta al embajador cubano, el Dr. Mucci denuncia la vulgar y grotesca intromisión cubana en nuestros asuntos Internos y le recuerda al diplomático que “es de ética elemental el que un embajador no se inmiscuya en los asuntos internos del país que lo acoge como huésped.”

El Dr. Mucci reprocha al embajador de Cuba sus “insolentes declaraciones sobre los médicos venezolanos, cuando éste afirmó que “nuestra intención al estudiar Medicina es obtener un título y una acción en una clínica privada, “lo que “insulta nuestra dignidad y con aviesa intención nos expone al desprecio público y nos desacredita ante nuestros enfermos”.

Recuerda que “los médicos venezolanos, aunque le duela al embajador, han recibido una excelente formación moral, ética y académica, en LIBERTAD, que coloca al paciente como principio y fin del acto médico y recalca que” hemos ejercido en hospitales públicos y clínicas privadas, en LIBERTAD, con honestidad, mística y orgullo”.

Informa el Dr. Mucci al embajador que ha visitado Cuba en tres ocasiones “y no por curiosidad ni turismo”, sino invitado por el gremio médico de esa Isla ante una epidemia mantenida en secreto por su régimen y que amenazaba con dejar ciegos a 40.000 personas., afectados con una patología conocida como “Neuropatía óptica cubana” que tuvo como trasfondo la miseria y el hambre”.

Afirma haber discutido con Fidel Castro las estrategias para combatir la epidemia, y que uno de sus colegas cubanos dijo públicamente que “la Neuroftalmologia cubana se dividía en dos periodos, antes y después de las visitas docentes del Dr. Mucci”, y agrega que “no pedí nada a cambio. Mucho me fue ofrecido. Una simple esquela de agradecimiento me fue regateada”.

Por último, entre otras consideraciones, le expresa:” Hay en la Isla de Cuba demasiados aspectos que mueven a vergüenza y dolor, demasiados, como para que usted cínicamente nos censure”

Para nosotros, el Dr. Mucci representa un ejemplo de dignidad y orgullo patrio, no solo para los médicos, sino para todos los venezolanos, que hoy admiramos su valentía y honestidad intelectual en este momento histórico tan desgraciado y del cual aspiramos salir con el favor de Dios y nuestro pueblo más temprano que tarde. Queasi sea.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES