Porlamar
13 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






¡Los viejos están mandando!
La decisión calentó a los viejitos, quienes en la calle, sin más armas que su férrea voluntad y su juiciosa templanza, protestaron en las principales ciudades del país, llevándose por delante a los esbírricos guardias y policías nacionales.
Carlos Villalba-Luna/ villalbaluna@gmail.com

3 Sep, 2018 | “Los viejos están mandando/ compadre, qué maravilla/ como se lo estoy diciendo/ los viejos están mandando/ compadre, qué maravilla (…) la situación es compleja/ compadrito de mi vida (…) Están mandando y van pa’ encima; es que los viejos son como la medicina…”; vocaliza inspirado Reinaldo Armas en una de sus más celebradas canciones; contexto que bien puede aplicarse a la Venezuela actual, donde los pensionados del Seguro Social le dieron una lección al gobierno y a la oposición, protestando enérgicamente y con todo el enardecimiento del mundo, por su derecho a cobrar al día y sin restricciones caprichosas, la pensión que por ley les pertenece.

Y es que Nicolás, quien nada o poco trabajó antes de la llegada de Chávez al poder, se cree con la potestad de dejar de últimos a los adultos mayores en sus políticas sociales, ignorando olímpicamente que los viejitos necesitan mayores recursos que los no tan añejos, debido a sus requerimientos especiales de medicinas y de una alimentación distinta y de calidad. Pues bien, los jubilados se arrecharon por las constantes mentiras y salieron a las calles, desafiando al represivo sistema, en demanda del cumplimiento de los ofrecimientos gubernamentales.

Así, tomándole la palabra a Maduro, que les fijó la pensión en 1800 bolívares de los soberanos, requirieron la asignación completa desde el inicio de septiembre. No obstante, el régimen partió en tres el pago, con la promesa de un desembolso inicial de 450 bolívares el pasado sábado, disponibles en taquilla bancaria, lo que incumplió sin ninguna explicación, dejando el pago para esta semana, pero con un máximo de retiro de 90 bolívares en efectivo por asegurado, según el ministro de información Jorgito Rodríguez, interlocutor sardónico del gobierno, ante la mudez del IVSS, cuya página web y cuenta Twitter nada de nada avisan sobre el particular.

La decisión calentó a los viejitos, quienes en la calle, sin más armas que su férrea voluntad y su juiciosa templanza, protestaron en las principales ciudades del país, llevándose por delante a los esbírricos guardias y policías nacionales, quienes marcharon hacia atrás, reculando cobardemente frente al empuje de los adultos mayores, que han dado el ejemplo a Venezuela y el mundo de que la mejor rebelión no es la más blindada sino la más afincada en la razón y espoleada por la justicia de la causa.

Por eso, para cerrar, recordamos al bardo Reinaldo Armas cantando: “Los viejos están mandando/ por diferentes razones/ que lo sepa todo el mundo/ los viejos están mandando/ por diferentes razones (…) Están mandado, son los mandones/ es que los viejos (en Venezuela, por ejemplo) son tiernos y querendones… Agarra Nicolás.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES