Porlamar
14 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La respuesta
Ya las mal llamadas sanciones hacen estragos en el pueblo con los altos precios de los alimentos y medicinas, que agotan los presupuestos familiares a pesar de los bonos y de los CLAP, que son de gran ayuda para todos.
Mireya Mata | mireyamatanota@gmail.com

11 Jul, 2018 | Tiene que ser contundente. Si bien es cierto que sobre nuestro país y sus habitantes se cierne una grave amenaza por parte del imperio y sus aliados, también lo es que no estamos solos en el concierto de las naciones, ni a merced de la improvisación, en cuanto a pertrechos de guerra, de estrategas y de pueblo se refiere.

Se aprecia que la Nación está dispuesta a jugarse el todo por el todo para dar una respuesta contundente y adecuada a la agresión que pretenden contra todos nosotros.

Ya el muy recordado presidente Chávez lo decía: "Esta es una revolución pacífica pero no desarmada" y hay muchos valientes entrenados y aguerridos nacionalistas, dispuestos a defender el cielo patrio. Lo que no hicieron los gobiernos de la cuarta que hablaban de una paz de brazos caídos y de verbo apagado, acomodaticia y rendida a los intereses antinacionales, transnacionales y oligárquicos, que tenían casi desarmados a nuestros militares, bajo el pretexto de la paz. Ni invertían en los pobres, ni defendían los intereses del país.

Recordemos que CAP quiso entregarse al FMI, lo cual ocasionó el Caracazo con la lamentable pérdida de muchas vidas, que recogieron el fruto de la paz de los sepulcros. Gracias a Dios que nos envió al profeta Chávez, quien anunció y ejecutó planes de toda índole para dejar blindada a nuestra patria. Sobre todo, sembró conciencia en el pueblo, lo cual ha servido para resistir tantas infamias, ataques, saqueos, injusticias y todo tipo de perversidades hasta de sus propios nacionales, quienes siguen en el exterior solicitando la intervención internacional, que nos lleve a debacles y mayores sufrimientos.

Ya las mal llamadas sanciones hacen estragos en el pueblo con los altos precios de los alimentos y medicinas, que agotan los presupuestos familiares a pesar de los bonos y de los CLAP, que son de gran ayuda para todos. Los apátridas, cínicos y perversos buscan más problemas como verdaderos enemigos de la patria y como tales deben ser tratados.

Incluimos a la Conferencia Episcopal, empeñada en emitir declaraciones contrarias a los intereses del país, como si se tratara de un partido de oposición, ni sano, ni democrático.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES