Porlamar
20 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Es maravilloso ser natural
Si te sumerges en la vida, si te dejas llevar por lo natural, sin ofrecer resistencia, como si flotaras en un río, si te haces parte de él, te llevará al océano de la eternidad. Si comienzas a ir en contra de la corriente, si te sales de ese río, quizás mueras achicharrado en el desierto.
Julio Machillanda

8 Jul, 2018 | Cuando tu energía fluye muy bien, podemos decir que estás en Dharma, que significa la dicha que surge cuando vives de acuerdo con la vida. Si sintonizas con la vida, de repente eres dichoso, puedes notar que no hay el contrario de dicha. De hecho, la infelicidad surge porque no estás en sintonía con la vida, te has extraviado. Cuanto más te alejes, más infeliz te sentirás. El infierno representa el punto más alejado de la naturaleza, y el punto más cercano es el cielo.

Si te sumerges en la vida, si te dejas llevar por lo natural, sin ofrecer resistencia, como si flotaras en un río, si te haces parte de él, te llevará al océano de la eternidad. Si comienzas a ir en contra de la corriente, si te sales de ese río, quizás mueras achicharrado en el desierto.

Si te conviertes en parte de la vida, si eres lo más natural posible, y si vives cada momento.

Vivimos de una manera tan mínima, que se puede decir que es casi nada. La vida se puede convertir en una gran dicha, en una gran felicidad.

Si te encuentras con Dios, no te preguntará cuántos errores has cometido, te preguntará cuántas oportunidades de ser dichoso te perdiste.

Cuando te sientes muy dichoso y celebras la vida, poco a poco comienzas a agradecer la vida.

La oración, la meditación, solo puede ocurrir en un estado de agradecimiento, entonces la oración, la meditación, no es algo que tengas que hacer, es tu forma de ser.

El ser natural, el hablar desde el corazón, con la verdad, siempre nos abre una hendija hacia la luz, hacia Dios, o es que crees que puedes engañar a Dios, a tu consciencia.

Y no te hablo de esa verdad externa de tu "yo" superficial. Te hablo de la verdad interna de tu "yo" profundo, que dice de tu estado de consciencia o inconsciencia, esa es la verdadera verdad.

Meditemos, oremos, y luego hagamos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES