Porlamar
23 de julio de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Con el diablo no se dialoga
Ya se conocen y así lo ha mencionado nuestro presidente Maduro, las pruebas sobre el daño que se hace a nuestra economía desde Colombia, allí está el centro de la conspiración contra nuestra patria. Allí está el robo diario de nuestro combustible, minerales y también de los alimentos, que se llevan por la frontera. Un abuso permanente y descarado, que es necesario detener.
Mireya Mata | mireyamatanota@gmail.com

20 Jun, 2018 | Estamos claros y muy claros, que esta elección del "pueblo colombiano" en nada favorece a nuestras relaciones con el vecino país. Todo lo contrario. Vamos de uno malo a otro peor, y eso es mucho decir. En primer lugar, con el voto manual, allí se cometen todo tipo de fraudes, no hay garantías de limpieza electoral, pero nadie lo dice. Sin embargo, lo que nos concierne en este momento es la conducta a seguir frente a semejantes resultados.

Ya se conocen y así lo ha mencionado nuestro presidente Maduro, las pruebas sobre el daño que se hace a nuestra economía desde Colombia, allí está el centro de la conspiración contra nuestra patria. Allí está el robo diario de nuestro combustible, minerales y también de los alimentos, que se llevan por la frontera. Un abuso permanente y descarado, que es necesario detener.

Lamentablemente hay mucha impunidad y complicidad desde nuestras propias filas. Con este resultado electoral, donde la banda se refuerza con fichas nuevas, tal vez, pero con pensamientos viejos y perversos, no se le ve fin al problema. Por eso son necesarias medidas muy especiales y rigurosas, extremas y urgentes, para detener la agresión. Con el diablo no se dialoga. Está más claro que el agua que no hay esperanza de cambio por parte de estos vecinos, por lo cual debemos asegurarnos, para que no sigan extrayendo nuestros productos y por la otra, debemos estar alertas ante las bases militares del imperio, desde donde se pretende atacar a Venezuela, si se concreta la invasión mil veces mencionada.

No cabe duda, sin pretender alarmar, estamos en peligro, acentuado con la anunciada entrada a la OTAN, ya concretada por el saliente presidente Santos, que tanto daño nos hizo. ¡Dios nos ampare y nos libre! Nada bueno se debe esperar de esta gente. Desde hace tiempo estamos invadidos con procedimientos y acciones que nos vulneran y hacen daño material y moral, porque pervierten las costumbres y son un factor de contaminación. Llegó el momento de actuar drásticamente para romper las coyundas y desviar ese río de maldad. ¡Vamos Nico! !Vamos Venezuela!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES