Porlamar
25 de mayo de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El arte de cenar
Lo primero es cenar hasta antes de las siete de la noche una combinación de vegetales crudos si se quiere rebajar o tratar alguna enfermedad sobretodo digestiva, o cocidos si se quiere engordar o mantener una buena salud junto a frutas, semillas, frutos secos y avena. De esta lista hay que excluir los plátanos y las frutas cítricas, por su tendencia a inflamar y acidificar. Endulzar con "stevia" en casos de diabéticos y papelón o miel para el resto.
Ricardo Berroterán drberroteran@gmail.com

19 Jun, 2018 | La cena es quizás el más importante de los alimentos a ingerir en el mantenimiento de la salud en general. Así como el desayuno es determinante en la nutrición y resistencia para el desempeño del día, la cena lo es para poder asegurar la limpieza verdadera y el necesario descanso de todo el sistema digestivo en su función sustentadora de una adecuada salud mental, dentro del sano equilibrio espiritual mental y físico de todo el individuo.

Ello corresponde al axioma naturista que dice que se debe desayunar como un príncipe almorzar como un rey y cenar como un mendigo. Esto se debe a la vez debido a que según la medicina tradicional china, a partir de las 7:00 p.m. aumentan su actividad energética el canal endocrino y luego el de la circulación y ellos requieren del uso de la fuerza individual en el desempeño de sus funciones específicas. Si esta fuerza se usa para recibir y digerir alimentos pesados terminarán afectándose con el tiempo las funciones digestivas, hormonales y circulatorias. Después de las 11:00 p.m. la afectación sería al hígado y la vesícula biliar.

Lo primero es cenar hasta antes de las siete de la noche una combinación de vegetales crudos si se quiere rebajar o tratar alguna enfermedad sobretodo digestiva, o cocidos si se quiere engordar o mantener una buena salud junto a frutas, semillas, frutos secos y avena. De esta lista hay que excluir los plátanos y las frutas cítricas, por su tendencia a inflamar y acidificar. Endulzar con stevia en casos de diabéticos y papelón o miel para el resto.

Es particularmente aconsejable auyama o yuca con repollo, zanahoria, bledo o pira, berenjenas, plátano o topocho verde, casabe y algún preparado a base de semillas como los famosos mojitos de semillas de auyama y de ajonjolí. En su defecto, la ralladura del coco y los frutos secos como almendras, nueces, maní, entre otros, junto a las semillas ya mencionadas, aportarían la cantidad de omegas y aceites esenciales que no solamente enriquecen el sabor sino que también le confieren gran capacidad de satisfacción en cuanto al sabor, enriqueciendo así la calidad de estos preparados.

Lo importante es no consumir alimentos o productos concentrados, preparados con sustancias artificiales y químicas, salsas, mayonesas; ni cereales de cualquier tipo, sean integrales o transformados en harinas y sus derivados, galletas, panes, arroz, pasta y arepas.

Tampoco consumir embutidos, enlatados, azúcar blanca y chucherías, dulces naturales o artificiales. Lo único permitido de origen animal es el pescado a la plancha o al vapor, nunca frito ni en sopas.

Tanto los vegetales como el pescado se pueden cocinar al vapor. El resto hay que evitarlo: huevos, lácteos de cualquier tipo como leche, yogurt y quesos sobre todo. Si se sufre de gases, dispepsias o ciáticas, se pueden consumir granos cada tres días.

La avena cruda con lechosa con miel o papelón es particularmente recomendada como dulce. En algunos casos la piña. Infusiones de cualquier planta se pueden agregar, sobre todo menta, hierbabuena, semillas de cilantro, conchas de mandarina, manzanilla, entre otras.

En aquellos casos en que haya que consumir cereales, estos deben ser integrales o acompañados de afrecho. Evitar consumir muchos líquidos antes de acostarse para evitar la orinadera. Las frutas es preferible consumirlas sin licuar.

Si se come después de las 7:00 p.m., no hacerlo todos los días y siguiendo las recomendaciones anteriores. Al día siguiente se recomienda solamente tomar agua en ayunas y desayunar lo más tarde posible. Si se cena después de las 7:00 p.m. regularmente y cualquier cosa, procure comer lo menos posible, sin dejar espacios entre comidas, pero por encima de todo ingiera como líquido solamente agua, en la menor cantidad posible, preferentemente antes o durante las comidas. Evite a toda costa o disminuya lo más posible el consumo de líquidos que tengan azúcar y que contengan bebidas alcohólicas.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES