Porlamar
19 de junio de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






¡Qué terrible, aquí no hay luz!
Todos los sectores económicos, primario, secundario y terciario; todos se ven afectados con esta pela o paliza que nos propina el caótico problema de la electricidad en Venezuela.
Crisanto Gregorio León | crissantogleon@gmail.com

13 Jun, 2018 | En vez de recibir noticias de que el problema de la energía eléctrica, o como le dice el venezolano, en vez de recibir noticias alentadoras de que el problema de la luz puede resolverse en un plazo perentorio; lo que se escucha es que el problema de la luz se va a agudizar y en efecto se agudiza. Pues son tantos los bajones y tan peligrosos los altones —como dice la gente del pueblo- y son cada vez mayores los cortes de hasta tres y cuatro veces por día, sin respetar hora y sin miramientos de ninguna clase, la energía eléctrica se va de tal forma y modo que ha alterado el reloj biológico del habitante de esta tierra.

Las personas parecen zombis en los trabajos, no hay rendimiento en las labores diarias y todos andamos con el cuerpo adolorido, con sueños atrasados. Hay un descanso que le debemos a nuestro organismo y que cada día nos reclama más y más sueño debido al maltrato que sufrimos día a día, noche a noche, cada mañana y cada madrugada por la falta de confort a consecuencia de lo inhóspito que se ha vuelto vivir en Venezuela y eso solo referido a la luz.

Los aparatos eléctricos se queman, sufren deterioro funcional y en el mismo sentido el organismo humano. Hay zonas que nunca por ningún motivo son objeto de racionamiento, mientras otras zonas son tan pero tan golpeadas con tanto corte y recorte de energía eléctrica que pareciera que están siendo castigadas. Recibir este castigo es terrible, pues en efecto esta mortificación se siente y resiente al cuerpo humano.

Se ha vuelto un suplicio este retroceso en la satisfacción de las necesidades sociales. Estamos en el siglo XXI, tenemos un país con riquezas inconmensurables, y vivimos como unos pordioseros. ¿Por qué, mi Dios?

Todos los sectores económicos, primario, secundario y terciario; todos se ven afectados con esta pela o paliza que nos propina el caótico problema de la electricidad en Venezuela.

Son los hechos los que reflejan la acción y ante un problema tan evidente es determinante solucionarlo y no anunciar que van a haber más recortes y racionamiento por más tiempo. Se debe atacar el problema y solventarlo, invertir en la respuesta acertada para los habitantes de este país.

La planificación racional y oportuna en este sentido es determinante. ¿Por qué no hacer las cosas con mayor rigor científico? ¿Por qué mantener el país convulsionando epilépticamente ante la falta de electricidad?

El problema de la luz hay que resolverlo, tangiblemente y no se resuelve anunciando que habrá más corte y recorte y racionamiento y altones y bajones. No. La respuesta es hacer y se hace cuando las estrategias son capaces de dar respuestas observables y no mediante tan severos castigos a la humanidad y la economía del venezolano.

Porque entre tantas estrategias, podría ponerse en práctica un solo racionamiento diario en todo el país de 8:00 a.m. a 12 merídiem y ya entonces los venezolanos sabremos que podemos contar con el resto del día en armonía y sin contingencias. Entre tantas medidas que pueden tomarse cuando una planificación estratégica y científica en el hacer, resuelva definitivamente el problema de la luz.

¿Cuándo llegará la luz al país? Esta es la interrogante cuya respuesta es aclamadamente esperada por todos. Pero, ¡qué terrible, aquí no hay luz!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES