Porlamar
18 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Suiza 54: Fritz Walter, de prisión a la gloria
Disputó con Alemania (unificada) y luego con Alemania Federal 60 encuentros internacionales, en los que marcó 33 goles entre 1940 y 1958. Fue campeón en el Mundial de 1954 y se retiró en la edición de 1958. Prestó servicios para el ejército nazi y fue prisionero de los soviéticos. ¿Quién la alzará en Rusia 2018?
Jesús Enrique Leal | @JesusELealO

Foto: CORTESÍA DFB

El público levantó a Fritz Walter en brazos en el estadio Wankdorf de Berna para pasearlo con la Copa ese 4 de julio de 1954. / Foto: CORTESÍA DFB

9 Jun, 2018 | Friedrich Walter nació en Kaiserslautern, Alemania, el 31 de octubre de 1920 casi con un balón debajo del brazo. Siempre estuvo involucrado al club de su ciudad natal y desde los ocho años participó en las distintas categorías del equipo, siendo su debut a los 19 años, en 1939.

En 1940, el entrenador Sepp Herberger reconoció su potencial y lo convocó a la selección germana, debutando el 14 de julio en un amistoso contra Rumania, donde anotó tres en la goleada de su país 9-3.

El inicio de la Segunda Guerra Mundial provocó la pérdida de años estelares en la carrera de Walter, quien entre 1943 y 1950 fue reclutado para prestar servicios al ejército nazi, cayendo prisionero de la milicia soviética.

Tuvo la suerte de regresar a su país con vida para brindar su talento futbolístico a todos los que lo siguieron. Un soldado del Ejército Rojo lo reconoció y evitó que lo enviaran a Siberia. Así regresó a casa.

Retornó a la selección teutona el 15 de abril de 1951 como capitán ante Suiza en Zúrich, obteniendo ese mismo año el campeonato alemán con su siempre bien ponderado club Kaiserslautern y repitiendo dos años después.

Alrededor de Fritz se armó una maravillosa selección de Alemania que permitió vencer contra todo pronóstico y titularse en el Mundial Suiza 54, en una Copa en la que iniciaron venciendo a los turcos y luego con una formación de reserva fueron vapuleados por los húngaros 8-3. En un partido de desempate ante Turquía, galoparon la cancha con un 7-2 para luego derrotar 2-0 en Cuartos de Final a Yugoslavia. Les tocó enfrentar a Austria en Semifinales, ganando 6-1 con par de goles de penal de Walter.

Llegó la final y con ella el escenario propicio para "El milagro de Berna". Los superfavoritos húngaros arrancaron adelante 2-0, pero la reacción vendría con un gol de Max Morlock y un tiro de esquina del capitán para la anotación de Helmut Rahn. El propio Rahn pondría el 3-2 que le dio el primer título mundial a los teutones y así el gran Fritz levantó la Copa para su país.

Regresaría para el Mundial de 1958 en Suecia, cerrando su participación ante los anfitriones en Semifinales, donde salió lesionado. Eso puso fin a su carrera con 37 años tras disputar 61 compromisos, fiel a la Mannschaft, perforando las redes en 33 oportunidades. Con su club dejó un asombroso registro de 306 tantos en 379 juegos, finalizando su carrera en 1959 con par de títulos.

El estadio Betzenberg fue rebautizado con su nombre en 1985 y fue albergue de la Copa del Mundo Alemania 2006. Fritz Walter murió en 2002 a los 81 años.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES