Porlamar
18 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Brasil 50: Obdulio Varela, "El Negro"
Fue capitán del equipo uruguayo que ganó la Copa Mundial de 1950 ante la selección brasileña, en lo que se conoce como "El Maracanazo". Es considerada la mayor hazaña que se haya visto en el torneo de fútbol. Vistió la camiseta celeste en 53 ocasiones, anotando 10 goles. ¿Quién la alzará en Rusia 2018?
Jesús Enrique Leal | @JesusELealO

Foto: CORTESÍA ESPN

Jules Rimet entrega la copa de campeón mundial de 1950 a Obdulio Varela. / Foto: CORTESÍA ESPN

8 Jun, 2018 | Obdulio Jacinto Varela nació en Montevideo, Uruguay, el 20 de septiembre de 1917 y con 20 años de edad se estrenó como profesional con la camiseta del Club Deportivo Juventud en 1936, antes de irse al Wanderers, que fue su club desde 1937 hasta 1942.

Luego pasaría a vestir la camiseta aurinegra del mítico Peñarol entre 1943 y 1955, cosechando seis títulos en el balompié de su país. Incluso actualmente es recordado como estandarte de ese histórico equipo montevideano.

Con 33 años, "el Negro" se enfundó la camiseta celeste para el Mundial Brasil 50 y fue símbolo indiscutible de la garra charrúa en el inolvidable "Maracanazo". Esa gesta se inició con un triunfo 8-0 ante Bolivia, siendo el único partido de los celestes en la primera fase por determinaciones del sorteo.

La Final sería un todos contra todos entre cuatro conjuntos. Uruguayos y brasileños llegaban a su último compromiso con ventaja de un punto a favor de los anfitriones, por tanto un empate le daba la Copa a los amazónicos.

Y en efecto, ante 220.000 personas en el estadio de Río de Janeiro los brasileños se decían campeones antes de iniciar el juego. Los locales se fueron arriba con gol de Friaca; pero los muchachos capitaneados por Varela, con enjundia y entrega, lucharon por el honor que habían ganado 20 años antes y con anotaciones de Juan Schiaffino y Alcides Ghiggia, callaron a esas más de 200.000 almas.

Los fantasmas del Maracaná son tan persistentes para ambos lados, que Uruguay no ha vuelto a ganar un Mundial y su gente aún rememora ese título, mientras los brasileños todavía se recriminan aquella humillación con todo y los siguientes cinco campeonatos conseguidos.

Luego de ganar el torneo inesperadamente, el capitán celeste y el entonces presidente de la FIFA, Jules Rimet, estaban totalmente perdidos en el gramado del Maracaná (el protocolo desapareció ante el caos de la imposible derrota brasileña) hasta que se tropezaron. Rimet le entregó la Copa a Varela y le estrechó la mano sin mediar palabra, porque francamente nadie sabía qué decir.

Para Suiza 54, Varela junto a cuatro compañeros más eran los sobrevivientes del título de 1950 y que sumados a otros jóvenes llegarían hasta semifinales, donde los imparables húngaros los eliminaron 4-2 en prórroga. En total, "el Negro" vistió la camiseta celeste en 53 ocasiones, anotando 10 tantos, con un campeonato mundial en 1950 y cuarto puesto en 1954. Le dejó a Uruguay ese título que ninguna generación posterior ha sido capaz de emular. Además fue campeón de la Copa América de 1942.

Sobre la Final de 1950, Obdulio recordaría: "...si no los aquietábamos, esa máquina de jugar al fútbol (Brasil ganaba 1-0) nos iba a demoler. Lo que hice fue demorar la reanudación del juego, nada más. Esos tigres nos comían si les servíamos el bocado muy rápido. Entonces a paso lento crucé la cancha para hablar con el juez de línea, reclamándole un supuesto offside que no había existido, luego se me acercó el árbitro (George Reader) y amenazó con expulsarme, pero hice que no lo entendía, aprovechando que él no hablaba castellano y que yo no sabía inglés. Mientras hablaba, varios jugadores contrarios me insultaban, muy nerviosos, mientras las tribunas bramaban. Esa actitud de los adversarios me hizo abrir los ojos, tenían miedo de nosotros. Entonces, siempre con la pelota entre mi brazo y mi cuerpo, me fui hacia el centro del campo de juego. Luego vi a los rivales que estaban pálidos e inseguros y les dije a mis compañeros que éstos no nos pueden ganar nunca, los nervios nuestros se los habíamos pasado a ellos. El resto fue lo más fácil".

Y así se escribió "El Maracanazo", de la mano de Varela y la garra charrúa.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES