Porlamar
23 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Esta casa de Fucho Suárez duele profundo en la sangre guaiquerí (II)
¡De Julián Guevara fue su más ferviente admirador, por lo fácil en la rima, lo versátil al bandolín y su celebridad como cantante de velorio o galerón a la Cruz de Mayo! ¡Caracas, búsqueda del gran botín! ¡La más preciada botijuela! ¡La música de cámara y coral! Ese mundo musical que lo llevaría en hombros por todos los escenarios de la humanidad llevando el alma y la sangre poética de su país, Venezuela y de su perla hermosa, la Margarita de todos nuestros sueños.
Perucho Aguirre

10 May, 2018 | El 1º de diciembre de 1930 nace y, desde muy temprano, la niñez le pintó el cuadro maravilloso de los grandes cantores, músicos y compositores de ahí: Lino Gutiérrez, Vicente Cedeño, los Fermín (Augusto y Claudio) de La Asunción, Luis "Maneque" Gutiérrez, Isabel de León, el conjunto decembrino Los Choferes, Inocente y Francisco Carreño, el maestro Felipe Díaz que nos enseñaba las letras y afinaba pianos, Alicia Caraballo. En ese medio porlamarino se inicia en la Escuela Mariño y a muy corta edad ya el cuatro era su amigo imprescindible. ¿Quién atrapó a quién? ¿Y qué decir de los cantos ancestrales nuestros? El Polo, la Jota, la Malagueña, el Galerón, la Fulía, el Punto de Llanto y el Punto de Navegante, la Gaita, las Diversiones como "El Carite" de Rafael González que andaban y desandaban por todas las calles de Porlamar, con los Calderines al frente… ¡De Julián Guevara fue su más ferviente admirador, por lo fácil en la rima, lo versátil al bandolín y su celebridad como cantante de velorio o galerón a la Cruz de Mayo! ¡Caracas, búsqueda del gran botín! ¡La más preciada botijuela! ¡La música de cámara y coral! Ese mundo musical que lo llevaría en hombros por todos los escenarios de la humanidad llevando el alma y la sangre poética de su país, Venezuela y de su perla hermosa, la Margarita de todos nuestros sueños. La gran partitura del pueblo, sus cantos y teatros populares, la agrupación coral y de orfeón, el quinteto de voces, el trío… Y el muchacho Fucho Suárez se marcha a Roma a completar lo que le faltaba en la Academia Musical Santa Cecilia. Sin olvidar a sus grandes maestros: Vicente Emilio Sojo, Evencio Castellanos, Ángel Sauce, Inocente Carreño, José Antonio Calcaño, Isabel Aretz, Felipe Ramón y Rivera… y su inolvidable Lino Gutiérrez. En Caracas funda el famoso Quinteto Contrapunto con Jesús Sevillano, Aída Navarro, Domingo Mendoza y Morella Muñoz; saliendo por motivos muy personales Aída y entrando Marina Auristela Juanche. Conformándose así el quinteto de voces contrapunto que son voces enfrentadas, retándose entre sí para arribar a una concordancia tal que atrapa y abriga; ¡la polifonía perfecta, de fondo y profunda!... ¡Entrañable! Su primer proyecto fue para dos voces y, posteriormente el famoso director del Orfeón Universitario de la UCV Vinicio Adames le recomienda hacerlo para cinco voces. Fucho lo logra para: bajo, barítono, tenor, soprano y mezzosoprano. No fue fácil, pero así nace el Quinteto Contrapunto. Sólo él podía hacerlo y lo hizo ¡Por eso y tantas razones más esa Casa de Fucho Suárez, ahí, en Palguarime, duele tanto, en la sangre y, en las entrañas del pueblo guaiquerí! Y se nos muere Fucho un 30 de septiembre de 1971, a las puertas de aquel local que no le hizo diálisis a tiempo. Así muere quien por su grandeza musical debió haber tenido un servicio de diálisis permanente en su casa… Salud para su mujer Violeta y para sus hijos Jesús Rafael, Estrella y Eva y, gloria para el gran creador, alma y sangre del Quinteto Contrapunto honra y esplendor de Venezuela y de la humanidad… Gracias infinitas Señor Cuatrista, hermano Asdrúbal Rodríguez, por cuidarla con tanto amor y devoción como el que cuida a la Virgen del Valle.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES