Porlamar
21 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Imaginario colectivo, gobernanza y territorialidad dan forma a nueva visión turística compartida
¿Margarita es capaz de emerger con un modelo turístico autóctono? El coordinador de postgrado de la Udone y asesor del Plan de Desarrollo Turístico estadal, Orlando Fermín, asegura que, ante el agotamiento del Puerto Libre como palanca de desarrollo, Nueva Esparta debe encaminarse hacia un despegue sostenible. Explica que surgen ideas-fuerza como el concepto de diferenciación del producto, inclusión, participación y comunicabilidad.
Yanet Escalona | @YanetEscalona

Foto: ARCHIVO

Recursos naturales a plenitud. / Foto: ARCHIVO

7 May, 2018 | En el país hay un entramado económico, político y social complejo que impide ver con claridad horizontes, debido a circunstancias difíciles. ¿Qué hacer? En la isla de Margarita confluyen ideas para el diseño de un Plan de Desarrollo Turístico por parte de sectores que convergen, pero, que a la vez, son observados y seguidos por otros tantos que observan escépticos tal panorama, y temen que sea otra iniciativa más que quede en el papel.

Sin embargo, la región insular tiene imperativa necesidad de despegar hacia un modelo de desarrollo turístico más autóctono e inclusivo, opina Orlando Fermín, coordinador de postgrado de la Universidad de Oriente, núcleo Nueva Esparta, y asesor para la elaboración del Plan Turístico del estado Nueva Esparta, período 2018-2021.

El docente universitario enfatiza en la interacción de tres elementos fundamentales: lo ambiental, lo social y lo económico. Admite que lo más difícil para los planificadores es lograr el punto de equilibrio y las coincidencias dentro de este triángulo, mediante el cual se conjuguen dichos elementos, como base definitoria de lo que es la sostenibilidad.

Explica que dentro de ese contexto teórico surgen otras ideas-fuerza como diferenciación del producto, inclusión, participación, comunicabilidad, gobernanza y un concepto muy claro que se llama "territorialidad".

- Los destinos turísticos no son un simple espacio físico. En la nueva concepción de la sostenibilidad hay un concepto que es la "territorialidad", que viene a ser la conjunción del espacio con la cultura, con la interacción de los medios de producción, con los hábitos de las personas, y eso nos lleva a diferenciar los productos, porque su elaboración tiene que ver con la conjunción de todos esos elementos: lo que la gente hace, lo que nos da el espacio y lo que las personas aspiran de esa transformación. Es un concepto que está basado el plan de desarrollo turístico que tiene como punto principal la gobernanza, explica.

"La gobernanza, dentro de un concepto de desarrollo sostenible, implica que se llegue a un consenso real entre los distintos actores, y que desde las responsabilidades de cada quien se adopten acuerdos sobre cuál, en definitiva, es el mejor camino a seguir", dijo.

Fermín considera que este es un momento interesante para el necesario despegue turístico insular, y lo ha notado en las reuniones que se vienen realizando, relacionados con el Plan de Desarrollo Turístico, esfuerzo que involucra a todas las instituciones, tanto oficiales como académicas. Lo fundamental es que todas coinciden en que el modelo ideal para Nueva Esparta es el desarrollo sostenible.

Imaginario colectivo

Foto: ARCHIVO

Orlando Fermín, docente universitario de la Udone. / Foto: ARCHIVO

Como exdirector de Turismo y docente universitario, curtido en las lides de la planificación, también Orlando Fermín indica que si bien han existido planes económicos, la realidad actual con el agotamiento del Puerto Libre obliga a diseñar nuevos modelos de desarrollo sobre la base de lo que la gente quiere llegar a ser. "En las nuevas corrientes eso se llama el imaginario colectivo y cuando hablamos de esas ideas, vemos que coincidimos en muchos puntos", dice.

"La idea es transitar juntos, y en una misma dirección, con la ejecución de programas, proyectos y acciones que nos aproximen al imaginario colectivo de un turismo insular con base a una concepción socioeconómica y ambiental de territorialidad que ayude a la configuración de un destino turístico competitivo, autóctono e incluyente".

Es optimista respecto a lo que se pueda lograr en Nueva Esparta. "La situación obliga a despegarnos de este modelo turístico desarrollista de crecimiento que imitaba otros destinos, que se quería parecer a Punta Cana, que imitaba a Varadero o hasta a Miami, cuando lo que se quiere es un turismo más genuino", dijo.

- Partiendo del imaginario colectivo se quiere un turismo margariteño, que sea inclusivo, donde todos participen más de la cultura, con idiosincrasia; un producto de Margarita, de verdad diferenciado y competitivo que llene las expectativas tanto de la gente como del sector empresarial, y de los diferentes niveles de gobierno.

Hasta ahora el margariteño se ha sentido excluido, sin recibir los beneficios del turismo. "A los teóricos, planificadores y académicos así nos lo reclaman y de allí que hay que buscar puntos de coincidencia, porque lo que nos queda realmente es la verdadera Coche, la verdadera Cubagua y la verdadera Margarita. Allí entramos o caemos en lo que es la gobernanza, con base al consenso y la integración", señala Fermín.

Foto: ARCHIVO

La insularidad con su identidad. / Foto: ARCHIVO

Cambio de época

Lo esbozado en el Plan de Desarrollo Turístico regional, a ser concluido posiblemente en septiembre próximo, resalta que "estamos frente a un cambio de época donde la opción de continuar con los mismos patrones de producción y comercialización del turismo insular ya es inviable. Se hace necesario, frente a la actual crisis, trasformar el paradigma de desarrollo turístico dominante, por otro que nos lleve por la vía de la sostenibilidad, y con visión a largo plazo. No limitado a cuatro años", enfatiza.

"Lo difícil de todo es cambiar la mente de la gente, sobre todo porque los intereses son disímiles. Está lo teórico y lo emancipatorio, capaz de transformar, romper con lógicas del poder y dominación, pero también surgen los intereses pecuniarios, que aun cuando también da base a la sustentabilidad, no puede ser el único eje motor del turismo emergente".

Como aspiración de cambio y transformación, el imaginario de sostenibilidad e inclusión que emerge de las opiniones y deseos de las redes de actores turísticos, se valida y reafirma en el ámbito legal de acuerdos internacionales (Agenda 2030-Cepal) y soportes regionales, Ley Orgánica del Turismo, planes nacionales de turismo (Plan de la Patria) y lineamientos de Inatur, entre otros.

Fermín explica que la Agenda 2030, elaborada en abril pasado por parte de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), es un plan de "gobernanza", con base en coincidencias hacia un desarrollo sostenible, de paz, equidad y estabilidad financiera.

El progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe son parte de la respuesta de la comunidad internacional, precisamente destinada "a cambiar el actual estilo de desarrollo y de construir sociedades pacíficas y solidarias, en las que se protejan los derechos humanos, el planeta y los recursos naturales", según los puntos de acuerdo.

Concluye que dentro de todo ese proceso de transformación que se anhela, "lo difícil es cambiar la mente de la gente", sobre todo porque los intereses son disímiles. Está lo teórico y lo emancipatorio, capaz de transformar, romper con lógicas del poder y dominación, pero también surgen los intereses pecuniarios, que aun cuando también da base a la sustentabilidad, no puede ser el único eje motor del turismo emergente.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES