Porlamar
14 de agosto de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






¿Cómo debo mantener la higiene de mis pinceles?
A la hora de cuidar de nuestras brochas no solo es importante mantener una buena higiene, sino también saber cómo realizar la limpieza para no dañarlas.
Martha Noguera/ @oasisstylesalondebelleza @marthamakeup_

Foto: CORTESÍA

Lo más importante es lavarlas siempre en la dirección del pelo e intentando mojar lo menos posible el mango. / Foto: CORTESÍA

15 Mar, 2018 | ¿Sabías que una mala higiene de nuestras brochas y pinceles de maquillaje puede desencadenar un brote de acné o hasta una infección en la piel de nuestro rostro? ¿Y que una brocha sucia puede estropear tus cosméticos favoritos haciendo que dejen de pigmentar correctamente? Por esto, es muy importante mantener una rutina y frecuencia de limpieza adecuadas para que nuestras brochas estén siempre listas para su uso y nos duren mucho más en perfectas condiciones.

Normas básicas

A la hora de cuidar de nuestras brochas no solo es importante mantener una buena higiene, sino también saber cómo realizar la limpieza para no dañarlas. Lo más importante es lavarlas siempre en la dirección del pelo, es decir, que el agua vaya desde la base del pelo a la punta, e intentando mojar lo menos posible el mango. Si lo hiciéramos en dirección contraria, el agua entraría dentro del pincel, y podría pudrir la madera del mango y estropear las fibras de pelo.
Otro aspecto importante a tener en cuenta es el secado. En función de la densidad de pelo de la brocha, ésta puede tardar de uno a dos días en secarse completamente (aunque existen herramientas que aceleran este proceso como mantas eléctricas específicas para brochas). Durante este tiempo, es necesario que mantengamos nuestras brochas en posición horizontal, ya que de lo contrario el agua restante también podría entrar a través del mango.


Brochas y pinceles para productos en polvo

Para dar una correcta limpieza a nuestras brochas y pinceles, lo primero que debemos hacer es aprender a distinguir los distintos usos que les damos a las herramientas de nuestro neceser. Cuando las utilicemos únicamente con productos en polvo, como coloretes, sombras de ojos o polvos compactos, la suciedad acumulada es mucho más fácil de eliminar, por lo que bastará con utilizar una pastilla de jabón hidratante (como el de coco) o un champú normal y corriente que no tenga acondicionadores ni siliconas, para no apelmazar el pelo del pincel.


Brochas y pinceles para productos grasos

Sin embargo, las brochas y pinceles que utilizamos para los productos en crema o fluidos, como el corrector o la base de maquillaje, deben tener una limpieza específica, ya que estos productos contienen muchos más aceites, y por lo tanto son más difíciles de eliminar con los métodos anteriores. Para eliminarlos por completo tendremos que utilizar aceite de oliva (es un desmaquillante natural muy efectivo) y luego darles un lavado de champú o jabón para quitar los restos de aceite, o bien utilizar lavavajillas, que elimina la grasa de manera rápida y efectiva, y las brochas quedan desinfectadas.


Limpieza diaria

Cuando simplemente quieras limpiar tus pinceles para eliminar los restos de maquillaje y volver a utilizarlas en el momento, existen en el mercado diferentes líquidos limpiadores instantáneos, que no necesitan agua, y que tan solo tendrás que aplicar sobre el pincel y frotar el mismo sobre una toalla limpia o un papel absorbente (como los de cocina).

Trucos:

Presta especial cuidado a las brochas delineadoras y las que usas para aplicar la base y el corrector. Por tratarse de maquillaje líquido las bacterias se acumulan más rápido. Éstas, sin duda, debes lavarlas diariamente.

Las brochas que son para maquillaje en polvo puedes lavarlas, al menos, una vez a la semana. Todo depende del uso que les des.

El producto que utilices para limpiar tus brochas de maquillaje es de elección personal. Mientras muchas mujeres apuestan por limpiadores específicos – de marcas conocidas otras prefieren utilizar champú, jabón suave o hasta una mezcla de cloro y alcohol. Todo es cuestión de precio y accesibilidad.

Los aplicadores de maquillaje tipo esponja requieren una limpieza mayor. Puedes sumergirlos en una solución de agua y producto antes mencionados por unos minutos y luego enjuagar perfectamente.

Estos consejos son fáciles de aplicar, el domingo que estamos en casa excelente día para hacer nuestra rutina de higiene de los pinceles, tendrás como resultado un mejor acabado en tus maquillajes.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES