Porlamar
16 de julio de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Maquiavélicamente
El presidente Nicolás Maduro, navegando en aguas turbulentas, procura conducir esta nave llamada Venezuela a puerto seguro. Frente a la grave crisis económica que afecta a los que tienen y mucho más a los que menos tienen, se inventa elecciones que las fuerzas patrióticas ganan; la oposición entra en cólera y confusión y Maduro se fortalece y avanza...
Félix Roque Rivero | @Espartaco2021

7 Dic, 2017 | Los líderes mundiales se mueven a un ritmo diríamos que incontrolable. Asombra escucharlos, leerlos entre líneas. Cuesta escudriñar sus afirmaciones y su silencio. Sobre la individualidad y la política escribió Nicolás de Maquiavelo a Piero Soderini: "Por qué habría de sorprenderme de que no fuera así cuando mi larga experiencia me ha mostrado tantas cosas y tan extrañas que me ha enseñado a mí mismo a no sorprenderme por nada y a darme cuenta de que ni mis relaciones con los hombres ni mis lecturas acerca de ellos me han servido para comprender nada sobre su conducta o sus maneras de proceder".

El presidente norteamericano Donald Trump anuncia el traslado de su embajada en Israel a Jerusalén. Sabe que eso posiblemente desencadene pasiones incontrolables toda vez que el pueblo palestino tiene derecho a la mitad de Jerusalén. ¿Qué busca entonces Trump con esa medida que ningún presidente norteamericano se ha atrevido a poner en práctica? Tal vez, frente al tablero de ajedrez esté planificando una operación mercantil para vender armas que llene los bolsillos de los perros de la guerra y traiga muerte y destrucción al sufrido pueblo árabe. Según Maquiavelo, esto no debería sorprendernos.

El presidente Nicolás Maduro, navegando en aguas turbulentas, procura conducir esta nave llamada Venezuela a puerto seguro. Frente a la grave crisis económica que afecta a los que tienen y mucho más a los que menos tienen, se inventa elecciones que las fuerzas patrióticas ganan; la oposición entra en cólera y confusión y Maduro se fortalece y avanza; seduce a sus adversarios y se los trae al redil del dialogo; con flexibilidad (que muchas veces se torna ingenua para que le subestimen), estructura estratégicamente sus fuerzas en pos de lo más ventajoso y beneficioso; emprende una lucha contra la corrupción y para ello cuenta con el brazo ejecutor de un fiscal general que entre afirmaciones acusatorias y presunciones de sospechas, ha puesto a un gentío tras las rejas; su humildad (la de Maduro), fingida o no, torna arrogantes a sus adversarios (vean a Julio Borges) que los hace actuar de manera torpe e inconsistente.

Actuaciones como éstas nos llevan de nuevo a Maquiavelo cuando decía que un mismo fin puede realizarse por diferentes procedimientos, así como que se puede llegar al mismo punto por diferentes caminos. De allí que muchas personas diferentes alcancen idénticos fines siguiendo sistemas políticos muy diferentes. Tómese por ejemplo la conducta de cualquier dirigente político y se comprobará con facilidad el acierto del político florentino. Temer dio un golpe "institucional" a Dilma y llegó al poder en Brasil por un camino diferente al de los votos. Santos "desarmó" a las FARC y ahora las fuerzas paramilitares se encargan de asesinar a los excombatientes guerrilleros. Sin lugar a dudas, todos se han leído el manual de Maquiavelo, aunque lo nieguen… ¡actúan maquiavélicamente!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES