• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
16 de diciembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






¡Es contigo Régulo Felipe…!
EL VALLERO MAYOR…, será del mundo entero, porque otro pueblo como El Valle del Espíritu Santo de La Margarita… ¡Dificurto!... ¿Verdad, Esther Quijada de González? Este Régulo Felipe se las trae! Claro que sí, porque, y, en esto tiene mucha razón y le sobra a "Campito", Jesús Cedeño Campo. "Vallerías Primeras" ya debe andar en "Las Segundas".
Perucho Aguirre

7 Dic, 2017 | Desentrañar y enseñar al Valle del Espíritu Santo es desentrañar y enseñar a la Virgen del Valle. ¡Es por eso que los valleros, como les decimos, cariñosa y profundamente de corazón, pertenecen a un origen sociológico, histórico y vernáculo; indígena guaiquerí, que no tiene comparación en este atolondrado y desquiciado mundo. Los valleros son emblemáticamente ancestrales… ¿Santiago Mariño, así?... ¡Sí, lo era y, según, cartas que se han conseguido Él, el General en Jefe antes de cumplir 30 años, se enorgullecía de su noble condición de ¡vallero…! Porque son los pobladores de La Margarita más congraciados y agradecidos de Dios por lo de esa indiscutible Reina del Valle del Mar, como yo la concibo; la popular Virgencita del Valle; cuya escultura es la más antigua del Continente Americano, traída a Cubagua en bergantín en 1510, 12 años después de que arribó por allí Colón el 15 de agosto de 1498. (Presbítero Rafael María Febres Cordero, Capellán de la Escuela Naval de Venezuela. Revista Margariteñerías Nº 218, página 20, septiembre de 1989). Su traída al Valle de La Margarita –como ya se sabe- ocurre, antes de aquel aciago 25 de diciembre de 1541, cuando un terrible huracán casi la destruye, quedando la rica, pero enmabitada Cubagua, sola, irremediablemente sola como dice la canción de Boby Capó… ¡Claro, aquello fue infinitamente terrible para Cubagua, pero para los margariteños, ¡muy bueno y súper especial!

Ese 24 de diciembre, para amanecer 25 de 1541, el Niño Jesús nos puso una Virgen, su madre María, la Virgen del Valle… ¡Qué orgullo Régulo Felipe Hernández, a quien declaro el Vallero Mayor…, será del mundo entero, porque otro pueblo como El Valle del Espíritu Santo de La Margarita… ¡Dificurto!... ¿Verdad, Esther Quijada de González? ¡Este Régulo Felipe se las trae! Claro que sí, porque, y, en esto tiene mucha razón y le sobra a "Campito", Jesús Cedeño Campo. "Vallerías Primeras" ya debe andar en "Las Segundas".

Muy sencillo, porque la Virgen del Valle es el hermoso prólogo de un libro inolvidable y, entrañable que se titula "La Margarita"… ¿Y, saben ustedes quién es el famoso autor?… ¡El Pueblo Margariteño! Sí, su Pueblo, porque por eso se quedó aquí, con nosotros, esa Princesa y, sobre todo, en nuestros corazones; desde donde, con ella: sangramos, respiramos, cantamos y latimos, dándole gracias a Dios por esa condición de… ¡valleros! Como Régulo Felipe Hernández, a quien ella, la Virgencita, le bendice todas las mañanas ese corocoro frito que se come con tela en el desayuno y su pocillo de borra jervía…

¡Ay, Loló…! ¡Ay, Loló Loló…! ¿Azul?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES