Porlamar
21 de enero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 24°C






Coraza de miedo
Para nosotros son nueve meses, pero para el niño es una eternidad. El niño no sabe nada de calendario, nada acerca de horarios, él ha vivido una eternidad en absoluta seguridad, sin tener ninguna responsabilidad.
Julio Antonio Machillanda Álvarez | julionuevaera@hotmail.com

11 Nov, 2017 | Cada uno tiene una clase de armadura, que es lo que llamamos mecanismos de defensa. Hay razones para ello. Primero cuando nacemos estamos tan indefensos en un mundo del cual nada sabemos, naturalmente tememos enfrentarnos a lo desconocido.

Aún no hemos olvidado los nueve meses de seguridad absoluta, sin problemas, sin responsabilidades, sin angustias por el mañana.

Para nosotros son nueve meses, pero para el niño es una eternidad. El niño no sabe nada de calendario, nada acerca de horarios, él ha vivido una eternidad en absoluta seguridad, sin tener ninguna responsabilidad.

Y entonces súbitamente es arrojado al mundo desconocido, donde depende de otros para todo.

Es natural que sienta miedo, todos son mayores y poderosos y no puede vivir sin su ayuda, ha perdido su independencia y su libertad.

En esta situación la armadura es una necesidad. Pero en cuanto creces y no solo envejeces, sino que maduras, entonces puedes empezar a ver lo que cargas.

Observa con cuidado y encontrarás miedo tras todo eso. Cualquier cosa conectada con el miedo, una persona madura la desechará. Así es como la madurez se logra. Observa todos tus actos, tus creencias y encuentra si están basados en la realidad y experiencia o están basados en el miedo. Y todo lo que esté basado en el miedo tiene que ser descartado inmediatamente sin pensarlo.

Es tu armadura

Toda armadura está basada en el miedo, y la personalidad es una armadura.

Y siempre estamos viviendo con miedo, es decir no estamos viviendo. Si amamos a alguien con miedo, ese amor está envenenado, si buscamos la verdad por miedo, entonces nunca la encontraremos.

Cualquier cosa que hagas por miedo, recuerda, no vas a crecer, solo te encogerás y morirás. El miedo está al servicio de la muerte.

Una persona sin miedo tiene todo lo que la vida quiere darle como un regalo. Entonces no hay obstáculo, y tendrás un tremendo sentido de autoridad y liderazgo.

Los apegos surgen por el miedo a la pérdida.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES