• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
26 de septiembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Escombros dictatoriales
Las estrellas gobierneras, repetidoras incondicionales del discurso inverosímil del estadista mayor de Miraflores, se muestran agotadas de verbo convincente y exhiben la precariedad de ideas productivas, que siguen dando como resultado el descalabro de la economía, marcada firmemente con estos últimos cuatro años de recesión.
Mélido Estaba Rojas

9 Sep, 2017 | Las lecciones del socialismo que pretende instalarse a fuerza de acciones populacheras, estableciendo una agenda foquista y disociadora, retumban hasta atosigarnos con ese lenguaje nada convincente que remonta los límites de los abusos, a los que someten a cada rato a la audiencia de los medios audiovisuales.
Demostrado está que el grueso de la población descarta este régimen, que pregona justamente lo contrario de sus ejecuciones, apegado a cantaletas como aquella de que sus opositores desprecian a personas de color o desposeídos; y que se protege bajo el paraguas de la clase militar apelando al oportunismo chantajista.

Las estrellas gobierneras, repetidoras incondicionales del discurso inverosímil del estadista mayor de Miraflores, se muestran agotadas de verbo convincente y exhiben la precariedad de ideas productivas, que siguen dando como resultado el descalabro de la economía, marcada firmemente con estos últimos cuatro años de recesión, síntoma innegable del mal que martiriza al venezolano y cuya amenaza se agiganta para los días por venir, mientras la cúpula del desastre no cesa en su empeño de alargar la arruga a costa de planes tan infantiles como infecundos para mantenerse en el disfrute del poder.

El teatro constituyentista, como máxima obra del desapego al respeto por un país y sus normativas legales, se convierte en el punto extremo de la tramposería cobardona de los enchufados, que no se cansan de mover y remover las cuerdas para adulterar los sagrados preceptos de los poderes, con nombramientos a dedo inspirados en apropiarse y destruir las aspiraciones populares por justicia y paz. Los escrúpulos se desparraman por el camino hacia la vida cómoda y los beneficios de magistraturas que huelen a irresponsabilidad y corrupción, porque sencillamente están pintadas de complicidad, frente a la desgracia de un conglomerado que busca desesperadamente el abastecimiento, el respeto a los Derechos Humanos, el adecentamiento de los cuerpos de seguridad, y -en fin- el retorno democrático.

Es vergonzoso el panorama que se respira en Venezuela, y muy lamentable la imagen proyectada en los estratos internacionales, donde resulta inexplicable que un país con tantos recursos humanos y naturales, tenga la mala suerte de sufrir esta crisis originada por el peor gobierno de su historia. El chanchullo de la constituyente nada resolverá, y lo que no han adelantado en 18 años, ya es imposible que lo logren. ¿Cuánto tiempo se podrá vivir de CLAP y circo?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES