Porlamar
20 de enero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Reina Marinera viste devoción y amor de sus feligreses
Cuatro trajes sirven de vestimenta anual a la Virgen del Valle. Cecilia Mata se encarga de orientar los diseños y cambiarle el ropaje a la Patrona de Oriente.
Simón Peraza Lazarde | @sapl42

Foto: SIMÓN PERAZA LAZARDE | @sapl42

Cecilia Mata se encarga de orientar los diseños y cambiarle el ropaje a la Patrona de Oriente desde hace 27 años. / Foto: SIMÓN PERAZA LAZARDE | @sapl42

8 Sep, 2017 | Cada quince de enero, acuden fieles de todas las latitudes con el deseo de obtener un patrón para poder elaborar un vestido para la Virgen del Valle.

Aquellos que consiguen los patrones y cumplen las sutiles orientaciones para su confección, vestirán a la virgen en una de las cuatro ocasiones que lucirá La Madre en el año: la bajada, el primero de septiembre; para cada 8 de septiembre, su día; para el 15 de septiembre, la octavita; y para el 8 de diciembre, la subida de la Patrona a su nicho.

¿Quién le viste?

A la mano del señor, atribuye Cecilia Mata Sánchez, la labor otorgada de cuidar a la Reina de los Pescadores durante los cambios de vestimenta. “Es un privilegio, tocar a la madre, sentirla de cerca, vestir a la Virgen Marinera es algo muy grande”.

Mata, católica y fiel creyente de la virgen, amable y agradecida señora de cabello blanco con voz jovial, viste a La Patrona desde antes de la muerte de su madre, de quien heredó la labor cuando enfermó.

Encargada también de las directrices y patrones para la confección de las galas que cubren a la virgen anualmente, reconoce que, “la gente cree que yo hago los vestidos, pero no”.

“Solo confeccioné el traje que lució la Virgen en la subida del Centenario de la Coronación Canónica, un bello vestido bordado y pintado con el mapa de Venezuela como símbolo central”, recordó Mata.

Como una humilde cierva, se autodefine Mata, quien además de colocar la vestimenta en cada ocasión, indica las orientaciones para cada patrón a entregar, señala las telas permitidas, bordados, pinturas, colores, tipos de encaje, entre otros.

“Para que la Virgen pueda usar una pieza, debe cumplir con las pautas de confección”, bosquejó Mata.

Trajes

Sin repetir trajes, gracias a la responsabilidad de quienes han decidido regalarle tantos a la virgen, este año no será la excepción.

Desde su reciente bajada se ha podido ver a La Reina neoespartana en un llamativo vestido con alegoría central de El Corazón de Jesús, el cual se atribuye como ofrenda de una persona cercana a la casa del peregrino.

El ocho, día de la festividad, la Reina Marinera lucirá un traje elaborado por dos Margariteños de Santa Ana del Norte.

Según Mata, “ese bellísimo traje, tendrá los dos pilares fuertes de Margarita, El Cristo del Buen Viaje y La Virgen del Valle”.

El tercer traje a brillar, será apreciado desde el 15 de septiembre. Para la camarera de la virgen, “Un traje de reina para una reina”, del cual enfatiza como un vestido “regio y majestuoso”, hecho en el estado Zulia.

Por último, Mata destacó que la virgen subirá el 8 de diciembre a su nicho, vestida con un traje mítico a la Santísima Trinidad.

Escogencia

En consenso del padre como párroco y la señora Cecilia como camarera de la Virgen, deciden cual traje será utilizado en cada ocasión.

Mata reconoció que en la valoración, se busca preservar la imagen delicada, frágil y colonial de la Virgen.

“El peso del traje es decisivo, por ejemplo el traje que lucirá desde el 15 de septiembre hasta el 8 de diciembre es impactante pero muy pesado”, agregó Mata.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES