• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
24 de septiembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Los dogmatismos culturales ¿Virgen del Valle o "Vallita"?
La Virgen del Valle es el máximo signo de unión de fe, esperanza y amor que se ha vinculado en el espacio del cristianismo en la región oriental que se ha ido extendiendo hacia el resto del país.
Javier Antonio Vivas Santana

6 Sep, 2017 | ¿Le gusta a usted el reguetón como género musical, y que el mismo adopte incluso letras de canciones pertenecientes a estilos populares o de música nacional? O por el contrario, ¿Condena sin vacilar tal forma de expresión melodiosa? En ambos casos, hay una realidad que nos guste o no, debe ser aceptada, porque no va a ser nuestra apreciación lo que determine la existencia de esta forma de hacer música sino los espacios que esta logre en el plano del desarrollo y la consolidación cultural de una sociedad.

En lo personal, para nada me gusta el reguetón, más aún porque la mayoría de sus letras están orientadas hacia el sexo desenfrenado, e incluso considero que algunas de ellas atenta contra la mujer en el sentido humano, y la coloca en el plano como simple objeto sexual, y lo que es más grave no podemos obviar la influencia que ejerce este tipo de música, especialmente sobre la población más joven, y muchas veces sin la debida orientación por parte de padres, representantes y el entorno educativo.

Semejante realidad, debe llevarnos a la reflexión sobre el cómo, a pesar de que tenemos problemas de mayor complejidad en el ámbito de la sociedad, a veces terminados reducidos en debates estériles situados en el campo religioso, como por ejemplo, la manera o forma de llamar a la Virgen del Valle; verbigracia, condenando a aquellos que por una razón u otra, prefieren llamar “Vallita” a la Patrona Oriental.

En tal sentido, creo que es hora que el prelado regional y la propia comunidad eclesiástica fije posición ante quienes, sin dudar de sus buenas intenciones, se muestran contrarios que la Virgen del Valle sea llamada con el mencionado diminutivo, alegando una inexistente derivación en tal término, lo cual si algo deja conocer es la ignominia sobre el empleo de los gentilicios, o en su defecto oponerse al uso de “Vallita”, porque supuestamente esto es un “irrespeto”; peor aún, con una severa carga de intolerancia, que termina mostrando una actitud contraria sobre los valores cristianos. O sea, si continuamos por este paso, debo alertar que el simple hecho de elegir el cómo queremos llamar a la Virgen del Valle, pudiera terminar en un escenario de confrontación cultural, y peor, hasta de enfrentamientos verbales innecesarios entre la propia comunidad religiosa.

La Virgen del Valle es el máximo signo de unión de fe, esperanza y amor que se ha vinculado en el espacio del cristianismo en la región oriental que se ha ido extendiendo hacia el resto del país, y aunque algunos, respetando sus razones tengan reservas en el empleo de nombres secundarios para la virgen, los mismos tienen que aceptar que es precisamente la población más joven, la cual irónicamente prefiere el reguetón como género musical, quienes son los primeros en llamar “Vallita” a Nuestra Señora del Valle.

La lengua como lo hemos expresado en distintas oportunidades es dinámica, ella avanza conforme se van adoptando formas lingüísticas que cuando se concretan en los actos de habla, es porque la comunidad de hablantes, entre emisores y receptores, ha ido dando su visto bueno ante las nuevas palabras o fenómenos de comunicación.

No es pecado llamar “Vallita” a la Virgen del Valle. Por ello, en esta parte de nuestra historia cuando pareciera que la esperanza se nos diluye en el medio de las dificultades políticas, económicas y sociales, elevemos en el contexto de la paz y el cristianismo el mensaje de renovación de que si es posible cambiar nuestro presente y futuro. Apartemos los dogmatismos culturales y estemos unidos sobre el mensaje cristiano que podamos invocar desde las santas escrituras, desde el amor que intercede la Madre de Dios sobre nosotros.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES